Usos Seguros del Agua Agrícola

Los factores de riesgo asociados con el uso del agua que se utiliza en la producción, cosecha y manipulación de las verduras y frutas frescas y como reducir el riesgo de contaminación.
Usos Seguros del Agua Agrícola - Articles

Updated: September 7, 2018

Usos Seguros del Agua Agrícola

La irrigación se considera como agua de precosecha.

Los factores de riesgo asociados con el uso del agua que se utiliza en la producción, cosecha y manipulación de las verduras y frutas frescas y como reducir el riesgo de contaminación.

El uso cuidadoso del agua para la producción de frutas y hortalizas es crítico. El agua puede mover los microbios dañinos provenientes de animales o de humanos a través de grandes distancias o contaminar grandes volúmenes de productos. Tanto la fuente de donde proviene el agua así como cuando y como se aplica tiene una gran influencia en el riesgo de contaminación de la cosecha.

Diferencia entre el agua de la pre cosecha y el agua de la pos cosecha

Cuando se piensa en el uso del agua desde la perspectiva de la inocuidad alimentaria, es necesario tomar en cuenta las diferentes maneras en las que el agua es utilizada durante la producción, cosecha y manipulación de las verduras frescas. Por ejemplo, en la pre cosecha, el agua se utiliza para regar, para protección contra las heladas y como vehículo para la aplicación de fertilizantes y productos químicos. También, para lavar las herramientas y los recipientes de cosecha, para el lavado de manos y para beber. En la pos cosecha, el agua se usa para el lavado y transporte del producto, para el enfriamiento, para la aplicación de ceras a las frutas y verduras, para el lavado de manos y para tomar.

La fuente del agua aumenta o disminuye el riesgo

Las fuentes de agua que se utiliza en las fincas pueden ser agrupadas en tres tipos dependiendo de la probabilidad de que se contaminen: (1) aguas superficiales, (2) agua de pozo, (3) agua municipal.

Las aguas superficiales incluyen los estanques, manantiales, lagos, ríos y arroyos. El agua de estas fuentes tiene el riesgo más alto de contaminarse por que no se tiene control sobre lo que puede entrar en el agua. En estas fuentes, la contaminación potencial es muy grande por el acceso al agua de los animales silvestres y domésticos, el escurrimiento de granjas lecheras o establos, de las pilas de estiércol, y las descargas de los drenajes pueden causar una gran contaminación de las aguas superficiales rápida e inesperadamente.

El agua que proviene de los pozos de su finca tiene una probabilidad moderada de riesgo de contaminación. Sin embargo, la posibilidad de que el agua de los pozos se contamine con microbios dañinos es mayor cuando estos están localizados muy cercanos a las áreas que se inundan, fosas sépticas, lagunas de deshechos, establos, almacenes de estiércol o en la proximidad de los drenes de las fincas. El riesgo es mayor si los pozos no han sido construidos de manera correcta o si debido a los años de construido el revestimiento o el entubado del pozo está fracturado o dañado. Sin embargo, el agua de pozo puede ser una fuente confiable de agua libre de contaminación si el pozo ha sido localizado en el lugar apropiado, correctamente construido y si se le da un buen mantenimiento.

El agua de la municipalidad proporcionada por las autoridades de su localidad es la que tiene el menor riesgo de contaminación. Las leyes que demandan que el agua municipal llene los estándares más altos de pureza con respecto a microbios y productos químicos hacen de esta agua la más segura para beber o para ser usada en la producción de productos frescos. A esta agua se le examina con regularidad para asegurarse que sigue siendo consistentemente sana para beber.

Aquí se producen chiles y tomates usando plásticos y riego por goteo lo cual elimina la mayor parte del riesgo potencial de que el agua de irrigación entre en contacto con los frutos.

Prevención de la contaminación de las fuentes de agua para uso agrícola

El agua en la pos cosecha: Lavado y enfriamiento de frutas y verduras, lavado de manos, agua para beber

  • Lleve a cabo un análisis del agua. Es de suma importancia utilizar agua libre de microbios que causan enfermedades para todos los propósitos durante la pos cosecha; lavado, transporte de productos en la línea de empaque, canales y tanques, lavado de manos y para beber.
  • Si el agua que se utiliza en la pos cosecha no cumple con el requisito de estar libre de microbios y apta para beber, se le puede tratar una sola vez agregándole una dósis de cloro.
  • Si el agua que se utiliza en la pos cosecha no cumple con el requisito de estar libre de microbios y apta para beber, será necesario instalar un sistema de saneamiento continuo usando agua clorinada o tratándola con luz ultra violeta (UV).

El uso de aguas superficiales para la irrigación (Pre cosecha)

  • Monitoree de manera regular el contenido de microbios en el agua superficial: Programe un análisis tres veces durante la estación.
  1. Al plantar
  2. Durante el período de máxima utilización
  3. A la cosecha o próximo a la cosecha
  • Busque evidencia de puntos de entrada de animales o donde puede haber áreas de escurrimientos. Considere instalar cercas, plantar franjas de vegetación amortiguadora, bordos de desviación o cualquier otra estructura física que proteja el agua de la entrada de animales o del drenaje de aguas contaminadas.
  • En lo posible, utilice métodos de riego indirectos, tales como el riego por goteo que minimicen el contacto del agua con los frutos, los tomates, los chiles y las coles.
  • El método de plasticultura cubriendo la línea del riego por goteo proporciona una protección adicional para los cultivos que se producen a ras del suelo tales como las verduras de hoja ancha, melones y calabacines de verano.
  • Use el riego por aspersión durante la mañana para proporcionar bastante tiempo de secado del producto antes de iniciar la cosecha. Esto también apresura la destrucción de los microbios tanto humanos como de las plantas y ayuda a ahorrar el agua.
  • Prolongue lo más que pueda el tiempo entre el riego por aspersión y la cosecha.
  • Considere la posibilidad de usar agua de pozo o agua municipal para el riego por aspersión o cualquier otro método de riego.

El agua de pozo

  • Monitoree la calidad del agua por lo menos dos veces durante la temporada del crecimiento.
  • Verifique que la instalación de su pozo es la correcta. Debe haber por lo menos dos pulgadas de cemento entre el entubado del pozo y el suelo que lo rodea para prevenir la filtración de aguas superficiales. La perforación de pozos en Pensilvania no está regulada y su pozo pudiera no tener el entubado apropiado ni el grosor de la capa de concreto alrededor del entubado que ayude a prevenir la filtración de aguas superficiales contaminantes.
  • Mantenga un área de un radio de 100 pies alrededor del pozo libre de la entrada de animales, de los montones o pilas de estiércol o de cualquier otra fuente de contaminación.
  • Instale una tapa sanitaria sobre el pozo para prevenir la entrada de insectos o animales mamíferos pequeños.
  • Inspeccione su pozo cuando menos una vez al año. Verifique que la tapadera del pozo así como el sellado del entubado se hayan en buenas condiciones.

El monitoreo de la calidad del agua

Analizar el agua de una manera frecuente le permite a usted saber cómo se haya la sanidad del agua y como esta varía durante la temporada o de un año a otro. Los laboratorios que analizan el agua hacen pruebas para detectar la presencia de E. coli en lugar de Salmonella sp., de Listeria monocytogenes, o de hepatitis A, o de parásitos y otras fuentes de enfermedades humanas como indicadores de la presencia de patógenos (que causan enfermedades) en el agua.

A los productores que venden sus productos en mercados al mayoreo se les puede pedir como condición de poder vender sus productos que analicen el agua como prueba de que están libres de microbios. Contacte a su comprador y asegúrese que entiende los requisitos del análisis del agua que el le pide. El Acta de Modernización de la Inocuidad Alimentaria requiere el análisis del agua para aquellos productos que están regulados bajo esta ley.

¿A dónde puedo mandar el agua para el análisis?

El Colegio de Ciencia Agrícolas de la Universidad Estatal de Pensilvania ha establecido un programa de inocuidad alimentaria para el análisis de agua de aspersión en las fincas para facilitar los análisis y alentar a los productores de verduras y frutas de Pensilvania a que lo hagan. Las instrucciones y la manera de enviar las muestras de agua al laboratorio son proporcionadas con el “kit” para análisis. Estos “kits” están disponibles en las oficinas de Extensión de Penn State. También, hay varios laboratorios privados en el estado que proporcionan análisis para la detección de E. coli en el agua para uso agrícola. Una lista de estos laboratorios se puede encontrar en la hoja de internet de “Penn State Extension”.

Muchos laboratorios, incluyendo el del Colegio de Ciencias Agrícolas de Penn State hacen análisis de agua. Asegúrese que sigue las instrucciones proporcionadas en los “kits” para los análisis.

¿Cuáles estándares debe de cumplir mi agua?

El agua que se usa en la pos cosecha para lavar y para transportar el producto en la línea de empaque, para el enfriamiento, para el lavado y encerado, para beber y para el lavado de manos debe cumplir con el estándar de agua para beber.

La tapadera y el entubado de este pozo están bien hechos.

El estándar microbiano comúnmente utilizado para el agua de pre cosecha es el estándar de la EPA (Agencia para la Protección Ambiental de los Estados Unidos) para aguas recreacionales. El agua de pre cosecha se usa para la irrigación, para protección contra heladas, para las aplicaciones fertilizantes y de insecticidas, para el lavado de herramientas y para los recipientes de cosecha. El estándar dice que el agua no debe de tener mas de 235 bacterias de E. coli en cada 100 mililitros de agua y que el promedio de cinco muestras no debe ser mayor de 126 E. coli por cada 100 mililitros de agua. Números más altos no siempre indican la presencia de microbios humanos, pero son indicadores de contaminación con excremento y por lo tanto que pudiera haber microrganismos patógenos en la muestra. Es muy importante que usted pregunte al laboratorio por el número actual de patógenos en la muestra de agua que usted envió y no sólo si hay o no hay microbios en el agua.

Es importante analizar la calidad del agua proveniente de aguas superficiales que se usa para riego o para otros fines agrícolas.

Recursos Adicionales (Additional Resources)

  • Food Safety Modernization Act Proposed Rule for Produce Safety (Ley de Modernizácion de la Inocuidad de los Alimentos, Propuesta de Regla para la Securidad de los Productos). Véase el sitio web para obtener información sobre disposiciones específicas.
  • Penn State Agricultural Analytical Lab Farm Food Safety (GAP) Water Testing (Laboratorio de análisis agrícola de Penn State Farm Food Safety (GAP) Prueba de aguaor), o llama 814-863-0841
  • Penn State Extension "Safeguarding Wells and Springs from Bacterial Contamination" (Manteniendo los pozos y manantiales a salvo de la contaminación bacteriana ")
  • Penn State Extension "Shock Chlorination of Wells and Springs," (Tratamientos de choque con choro para pozos y manantiales)

Preparado por el equipo de Inocuidad Alimentaria de Fincas de Extension de Penn State; Tianna DuPont, Penn State Extension; y Luke LaBorde, Penn State Department of Food Science. Revisado por Thomas Ford and Lee Stivers, Penn State Extension. Traducido por Anamaria Gomez.

Esta publicación fue financiada en parte por fondos del Departamento de Agricultura de Pennsylvania y el Fondo de Reinversión.