Tipos de Sistemas de Lavado

La necesidad de añadir desinfectantes al agua de lavado depende del tipo de sistema de lavado utilizado.
Tipos de Sistemas de Lavado - Videos

Instructors

Tracking Listeria monocytogenes in produce production, packing, and processing environments Food safety validation of mushroom growing, packing, and processing procedures Farm food safety, Good Agricultural Practices (GAP) training Hazards Analysis and Risk Based Preventive Controls (HACCP) training Technical assistance to home and commercial food processors Food Safety Modernization Act (FSMA)

More by Luke LaBorde, Ph.D. 

Commercial Horticulture Vegetable and Small Fruit Greenhouse Ornamentals Grapes FSMA and GAPs

More by Lee Stivers 

View Transcript

Este es el segundo de nuestra serie de tres videos acerca del uso de desinfectantes en el agua de lavado.

En el primer video de esta serie examinamos las razones por las cuales hay que lavar los productos frescos.

En este segundo video, vamos a hablar de algunos tipos de sistemas de agua de lavado y, en el último video, vamos a ver más de cerca de los desinfectantes y cómo usarlos correctamente en el agua de lavado.

Tipos de sistema de lavado.

Comencemos por revisar algunos tipos de sistemas de lavado por aspersión.

El primer tipo es un sistema de lavado de aspersión de un solo pase.

En este sistema, el producto fresco es rociado con agua desde arriba mientras este se mueve a lo largo de una cinta transportadora.

El agua sigue una sola trayectoria mientras pasa sobre el producto y luego se va por el desagüe para no ser utilizada otra vez.

En este sistema, los productos no se sumergen en el agua de lavado y la probabilidad del tipo de contaminación cruzada que discutimos en el video anterior es baja.

Por lo tanto, es opcional utilizar desinfectante en el agua de lavado pero eso es únicamente si se está utilizando agua potable, la cual es segura para beber y no está contaminada con microbios.

Pero si usted no está seguro de que la fuente de agua proporciona agua potable, es mejor agregar una línea de desinfectante en su sistema.

El ejemplo más simple de un sistema de un solo pase es cuando se lava un producto en el lavabo con el rociador del fregadero como se puede ver en la imagen de la izquierda.

El brócoli en el colador se lava con un chorro contínuo de agua que se va directamente por el desagüe.

A la derecha, hay otro ejemplo de un sistema de paso único.

Esta fotografía fue tomada en una pequeña granja.

en su área de empaquetado.

Usted puede ver que han esparcido rábanos sucios en una pantalla para rociarlos con una manguera de jardín.

El agua que quita la tierra no se reutiliza en el sistema de lavado.

Aquí hay otro ejemplo.

Este es el sistema de lavado de una lechuga en una pequeña planta empacadora.

Están lavando la lechuga ubicándola en una cinta transportadora rociándola desde arriba.

Luego, el agua baja por el desagüe y como no está siendo reutilizada, el desinfectante es opcional.

Un productor con más capacidad puede necesitar un sistema más grande como esta línea de lavado por rocío de un solo pase.

Aquí, el producto se mueve sobre una cinta transportadora y el agua pasa sobre él en una sola dirección.

Debido a que el agua del lavado no se recircula, la adición de un desinfectante es opcional en este caso.

Los sistemas de lavado.

Los sistemas de un solo pase pueden utilizar mucha agua.

Para conservar el agua, se han desarrollado sistemas de lavado de recirculación.

Al igual que nuestros ejemplos anteriores, el agua pasa sobre una cinta transportadora.

Sin embargo, se recoge el agua en un depósito al fondo del tanque.

Después, se bombea de nuevo para lavar más productos.

Pero debido a que el agua se reutiliza, existe un riesgo de contaminación cruzada.

Imagínese que uno de los productos está contaminado con microbios patógenos.

Esos microbios podrían lavarse y entrar nuevamente en el flujo de agua de lavado.

Aquí pueden acumularse y eventualmente pueden fluir nuevamente con el agua de lavado y ser rociado en más productos a medida que pasa sobre la cinta transportadora.

Dado que el agua es recirculada, los niveles de microbios deben mantenerse bajos agregando un desinfectante si se están siguiendo las mejores prácticas.

Otro sistema es el lavado por inmersión.

En lugar de rociar el agua de lavado sobre la producción, los productos se añaden a un tanque donde se mantienen sumergidos hasta que se complete el lavado.

Aquí se muestran dos tipos de sistemas de lavado de inmersión.

El diagrama de la izquierda muestra un sistema de inmersión en el cual el agua de lavado se va por el desagüe y no es reutilizada.

El diagrama de la derecha muestra un sistema de lavado de inmersión recirculante en el cual el agua es bombeada mecánicamente de nuevo en el tanque por lo que el agua pasa por las frutas y vegetales más de una vez.

Ambos sistemas requieren la adición de un desinfectante.

Esto se debe a que el producto se sumerge continuamente en el agua de lavado.

Como discutimos anteriormente, si un elemento está contaminado existe la posibilidad de que los microbios se transfieran a otros.

El desinfectante utilizado previene que los microbios se transfieran o contaminen a otros productos.

Aquí hay un ejemplo de un tanque de lavado de inmersión pequeño.

Es una simple bañera de plástico como las que pueden encontrar en una tienda de suministros agrícolas.

Aquí se puede ver verduras de ensalada que están siendo lavadas.

Se debería de agregar un desinfectante al agua de lavado debido a la potencial contaminación cruzada que existe.

Al momento de seleccionar un tanque o una tina para usar, lo mejor es evitar los tanques de metal galvanizado que tienen recubrimiento de zinc.

Este metal puede disolverse lentamente en agua un poco ácida dando un mal sabor a los productos.

La mejor opción es utilizar tanques de plásticos de calidad alimenticia, acero inoxidable u otros materiales que no cambien el sabor del producto.

Aquí hay un ejemplo de un sistema de inmersión de recirculación.

Este es un tanque de canal.

En este caso, el agua recircula mientras es bombeada continuamente desde el fondo del tanque hasta arriba.

Se agrega desinfectante al agua y la concentración es monitoreada continuamente.

Explicaremos por qué el monitoreo es importante en el siguiente video.

Aquí hay otro ejemplo de un tanque de lavado.

Se puede ver que hay mucha agitación moviendo los melones a medida que la tierra es removida.

Esto es como el ejemplo anterior.

Debido a que el agua es recirculada, se debe agregar un desinfectante.

Los sistemas de lavado triple son comúnmente utilizados para lavar las verduras procesadas frescas.

Por ejemplo.

La mayoría de las ensaladas empacadas que hay en los supermercados han sido lavadas tres veces.

Por ejemplo.

La mayoría de las ensaladas empacadas que hay en los supermercados han sido lavadas tres veces.

Este sistema de lavado triple puede ser adaptado a operaciones de granja más pequeñas.

En este método, los productos se lavan tres veces por separado.

En cada paso sucesivo se lava la tierra para que el producto salga del tercer lavado excepcionalmente limpio.

Siguiendo las mejores prácticas que hemos discutido, cada vez que el producto es sumergido en una solución, se requiere de un desinfectante.

Por lo tanto, el agua de lavado en los tres fregaderos requiere la adición de desinfectantes.

Sin embargo, el agua del primer fregadero podría hacerse lodosa muy rápido y eso interfiere con la efectividad del desinfectante.

Por esta razón, el sistema de lavado triple se puede modificar para que el primer fregadero sea un fregadero de un solo pase.

El agua es rociada desde arriba hacia abajo sobre el producto y la mayoría de la tierra y escombros se van en el desagüe.

Debido a que el producto nunca se sumerge, no es necesario utilizar un desinfectante.

El producto se transfiere de un fregadero a otro por lo que necesitamos añadir un desinfectante al agua de lavado.

Aunque gran parte del suelo se elimine en el primer paso, todavía puede haber suficiente materia orgánica para interferir con el desinfectante.

Por esta razón, debe usar la concentración recomendada más alta que aparece en la etiqueta en el segundo fregadero y comprobar su concentración y comprobar su concentración con regularidad.

El último paso en el tercer fregadero es un enjuague final.

Todavía tenemos que añadir un desinfectante en este paso.

La cantidad de materia orgánica en el fregadero será bastante baja por lo que ahora es menos probable que interfiera con su desinfectante.

Por lo tanto, puede utilizar la menor concentración efectiva posible que se indique en la etiqueta para minimizar los olores residuales en el producto.

Esta imagen muestra un lavado triple en una granja.

El sistema de lavado tiene agua corriendo en el primer fregadero por lo que el desinfectante es opcional.

El segundo y el tercer lavabo son lavados de inmersión.

El desinfectante es obligatorio en el segundo lavabo y también se recomienda desinfectantes para el tercero sólo para evitar la posibilidad de contaminación cruzada.

Y recuerde, si le preocupa los posibles aromas y sabores del desinfectante, se puede quitar el desinfectante del tercer lavabo para una concentración más baja.

Para cualquier tipo de sistema de lavado es muy importante limpiar y desinfectar los tanques de lavado al final del día.

Mire la foto de la derecha.

Esa es una vista microscópica de las bacterias que se han pegado a la superficie de un contenedor de alimentos.

Lo hacen formando una masa babosa llamada "biopelícula".

Las bacterias prefieren unirse a la superficies y vivir en un tipo de comunidad protectora.

Las bacterias prefieren unirse a la superficies y vivir en un tipo de comunidad protectora.

Es fácil detectar la biopelícula.

Después de vaciar el tanque o un lavabo, deslice su dedo por el interior del lavabo.

¿Se siente un poco baboso?

Eso es la biopelícula.

Esta protege físicamente a las bacterias evitando que los desinfectantes lleguen a las bacterias y también puedan reaccionar junto con el desinfectante para que sea menos eficaz.

Así que después de cada lavado, debe drenar el tanque y limpiarlo completamente.

Usted debe utilizar un cepillo de fregar para quitar la biopelícula y después, aplicar un desinfectante para matar a las bacterias.

Deje que el tanque se seque al aire antes del siguiente uso.

Esto se debe aplicar si se trata de un gran tanque de descarga de manzana o una pequeña bañera de plástico.

Recuerde nuestro primer video acerca de la eliminación de la humedad en la superficie de los productos después del lavado el cual es un paso crítico.

Como hemos comentado, siempre habrá algunas bacterias en los productos lavados.

Si no eliminamos la mayor cantidad de humedad en la superficie, estamos permitiendo que las bacterias crezcan, especialmente si la temperatura se mantiene caliente.

Esto puede disminuir la vida útil del producto y estimula el crecimiento de los microbios deteriorados y posiblemente, lo hace inseguro para comer.

No utilice paños o toallas reutilizables para secar los productos ya que permite la transferencia de microbios de una fruta a otra.

Muchos productos como tomates, pimientos y frutas de árboles, deben dejar gotear el agua o secar al aire.

Para las verduras de hoja como lechuga o espinaca se debe utilizar una centrifugadora.

Un escurridor de ensaladas es el que puede tener en su cocina para secar la lechuga.

Este es un tipo de centrifugadora.

Si utiliza un escurridor de ensalada para secar la lechuga después de lavarla, la lechuga se mantendrá mucho más tiempo en el refrigerador comparado a si se dejara el producto con agua adicional en la superficie de las hojas.

Una centrifugadora en operaciones comerciales sigue los mismos principios que el escurridor de ensalada.

Aquí podemos ver cómo esta pequeña granja, a escala seca las verduras de hojas después de lavar.

Esas centrifugadoras funcionan como un secador.

Usted puede ver las cubetas blancas en el interior.

Usted puede ver las cubetas blancas que en el interior tienen una perforación en ellas para el drenaje.

Debe poner los productos en la cubeta, cerrarlo, y luego la centrifugadora quitará el agua sobrante.

Si usted está usando una centrifugadora como esta para secar verduras de hoja, es importante mantener las cubetas alejadas del suelo lejos de cualquier fuente de contaminación.

Deje que se sequen al aire boca abajo antes de apilar las cubetas.

Asegúrense de mantener las cubetas al menos seis pulgadas alejadas del suelo y de cuatro a seis pulgadas de distancia alejadas de la pared para que pueda ver si hay alguna plaga escondida detrás de ellos.

Entonces, estarán listas para la próxima vez.

En el primer video de esta serie, discutimos las razones para lavar los productos frescos.

En este video, hablamos acerca de dos diferentes sistemas de lavado por rocío, sistemas de un solo pase y un drenaje y un múltiple paso recirculante.

La primera normalmente no requiere la adición de desinfectante, la segunda sí.

También discutimos sistemas de lavado de inmersión y sistemas de lavado recirculantes.

Ambos requieren un desinfectante.

El sistema de lavado triple puede ser una combinación de ambos y la decisión de añadir un desinfectante sigue las reglas para cada uno.

También hablamos acerca de cómo puede eliminar la humedad de la superficie y mejorar la vida útil y la seguridad de su producto.

En el próximo video hablaremos más sobre los desinfectantes.

Cuáles usar, cómo la calidad del agua de lavado afecta sus propiedades anti-microbianas y cómo asegurarse de que permanezcan activas durante el proceso de lavado.

Reviews

Only registered users can write reviews. Please, log in or register

Faq

faq

What are the technical requirements for watching videos?
What devices and browsers are supported for watching videos?
Can a video be viewed multiple times?
Can I share a video with multiple people?
Is there closed captioning available for videos?
Are videos accessible for people who require special needs or services?
Who do I contact if I have a question about a specific video?