Respuestas Básicas acerca de los Cortes de Poda en Árboles Frutales

El arte de podar y conducir o guiar árboles se inició mucho antes de que se tuviera un conocimiento de las respuestas fisiológicas que ocurren como respuesta a esta manipulación física.
Respuestas Básicas acerca de los Cortes de Poda en Árboles Frutales - Articles
Respuestas Básicas acerca de los Cortes de Poda en Árboles Frutales

Los altos doseles del árbol estrechos son los más eficientes en la interceptación de la luz del sol y también adaptables a tecnologías de automatización.

La poda fue utilizada en China durante el periodo de las seis dinastías, durante el primero y segundo siglos como un mecanismo para enanizar. Originalmente diseñado para plantas de ornato, fue nombrado PANJING. Este mecanismo alcanzó su mayor popularidad durante la Dinastía Sung (1000-1200 A.C.) con juníperos, chabacanos, granados y manzanos como las especies utilizadas más populares en su uso.

El cultivo de plantas enanas por los japoneses, los Bonsái, es más reciente. Los primeros datos indican que los samuráis cultivaban chabacanos enanos en los años 1700. Entre 1830 y 1844 plantas enanas tales como manzanos, manzanos silvestres, cerezos, chabacanos, naranjos y pinos tuvieron una gran popularidad.

La poda de los árboles para formarlos tiene su origen en los siglos 14 ó 15. Pierre Belon de Mons, Francia, menciona que setos de árboles frutales en ambos lados de los caminos interiores de los jardines ya existían desde 1558. Los italianos llamaron a estos setos espalderas utilizando una versión del Francés de la palabra empalizada, una pared de árboles vivos diseñados en varias formas.

Los árboles enanos se mencionaban como una parte integral de los jardines del gran Palacio de Versalles del Rey Luis XIV en los años 1600. El horticultor francés Jean de La Quintinye es considerado como el "Padre de Arte Moderno de la Poda". Otro horticultor francés, René Dahuron expresó una opinión muy sabia que era compartida por los horticultores franceses de la época. Dahuron decía que "La poda es un arte raro...cualquiera puede cortar piezas de tela, pero pocos tienen la habilidad de convertirlos en un traje a la medida."

Al inicio del Siglo XX, Lorette en Francia desarrolló un sistema de poda de verano en manzanos para promover el desarrollo de yemas florales. El sistema había creado lo que ahora conocemos como despunte de verano. Desde 1915, se ha puesto una gran atención enfocada en las bases fisiológicas de la respuesta de los árboles a la poda. Gran parte de estos datos ha sido sintetizado por Mika (1986) en su revisión sobre la poda.

En años recientes nuestra filosofía y la manera de manejar la poda ha cambiado dramáticamente. Nuevos sistemas de conducción como el de slender spindle, eje vertical, sistema en empalizada o espaldera trellis, líder central, sistemas en V, todos ellos tienen sus partidarios y productores que los practican. Sin embargo, la respuesta del árbol a la poda es la misma que la que discutió La Quintinye en 1600.

Razones Para Podar

Cualquier discusión sobre los fundamentos básicos de la poda debe de iniciar con una lista de las razones por las cuales se poda. Aunque para los frutiultores esto tiene una respuesta obvia, debemos de darnos cuenta que muchas veces un simple corte puede ser realizado por muchas razones. La poda se puede realizar por cualquiera de las siguientes razones algunas de las cuales probablemente sean más apropiadas al usarse en ornamentales o en diseño del paisaje (Cuadro 1).

Cuadro 1. Razones U Objetivos Al Podar Árboles

  • Corregir defectos / Disminución de la copa
  • Aumento de la copa
  • Copa balanceada
  • Prevenir la acumulación de ramas, entresacar ramas para permitir el paso del aire y evitar ramas largas
  • Mejorar la penetración de las aspersiones
  • Mejorar la calidad del fruto
  • Facilitar las labores culturales seguridad
  • Estética
  • Sistema de ramas balanceado
  • Incrementar la entrada de luz
  • Incrementar floración
  • Incrementar producción
  • Disminuir producción (eliminar flores / frutos pequeños)
  • Maximizar el espacio

Poda Contra Conducción

Los fruticultores constantemente están manipulando la copa del árbol para maximizar la producción de fruta. Esta manipulación puede ser de dos tipos, para eliminar ramas o crecimientos o acomodar ramas o crecimientos en ciertas orientaciones. La poda y conducción son por lo tanto, tipos de manejo hortícolas para modificar los patrones de crecimiento naturales dentro de las plantas. Los procesos primarios que tratamos de modificar son la dominancia apical y los procesos de floración y/o fructificación y las características de los árboles.

El primer punto que usted debe de considerar es que la poda es un proceso enanizante. Un árbol podado siempre será más pequeño que un árbol de la misma edad pero que no ha sido podado. Sin embargo, para que la poda sea efectiva, ésta debe de ser realizada con un conocimiento de la respuesta del árbol al eliminar ramas o crecimientos y cómo estos cortes impactan en crecimiento futuro del árbol.

El segundo punto a tomar en cuenta es que la conducción tiene como principal interés la forma del árbol. La conducción determina el carácter general y aun los detalles del diseño de la planta, de su estructura y ramas. La poda se realiza más para determinar que es lo que el árbol hace en relación a la fructificación. Por lo tanto, cuando se contrastan conducción contra poda se comparan dos aspectos diferentes. La conducción involucra el desarrollo y forma del árbol, mientras que la poda considera la función o respuesta y tamaño del árbol.

La conducción se lleva a cabo durante los primeros 4-5 años de la vida del árbol y determina el carácter general y aun los detalles del diseño de la planta, de su estructura y ramas. La poda se practica durante toda la vida del árbol. La poda se realiza para determinar cual es la respuesta del árbol en relación a la fructificación. Durante los primeros años de producción, la poda enfatiza el control del vigor excesivo. Durante los últimos años de producción el enfoque de la poda cambia a promover el vigor y a proveer la máxima penetración de luz solar dentro de la copa del árbol.

El objetivo de este capítulo no es tanto el discutir los diferentes sistemas de conducción, sino el discutir los principios básicos de la poda. Por lo tanto, nos concentraremos más en la respuesta del árbol a los cortes de poda y a los patrones de crecimiento, mas que a la manera de cómo manejar árboles bajo sistemas específicos de conducción.

Tipos de Cortes de Poda

Sin importar que tipo de árbol frutal (o en este caso que tipo de planta) sólo existen dos tipos de cortes de poda: despuntes y aclareo de ramas. Cualquier tipo de corte que usted haya oído hablar de él, son sólo variaciones de estos dos tipos básicos de cortes. Un corte de despunte se define como la eliminación o remoción parcial de un crecimiento, rama secundaria o principal. En las huertas estos cortes pueden extenderse desde el despunte de la rama líder hasta los despuntes de ramas con el uso de maquinaria. Los cortes de entresaque o raleo de ramas se definen como la eliminación de ramas completas, ya sean ramas secundarias o principales, pero eliminandolas desde donde se originan. En las huertas, estos cortes pueden incluir la eliminación de ramas primarias o secundarias de la estructura del árbol, eliminación de ramas cubiertas de puntos de fructificación (yemas florales) o eliminación de los crecimientos del año o chupones que nacen en las ramas horizontales. En general, las siguientes respuestas a los cortes pueden ocurrir:

Los despuntes provocarán

  • Incremento en el crecimiento de las ramas del ciclo presente.
  • Disminución de los niveles de luz (dentro de la copa del árbol).
  • Eliminación (temporal) de la dominancia apical.
  • Retraso de la floración en manzanos.
  • Puede aumentar la floración en árboles de durazno.
  • Ramas poco flexibles.

Los cortes de aclareo o entresaque provocarán

  • Aumentaran los niveles de luz (dentro de la copa del árbol).
  • Promoverán floración indirectamente.
  • Mejorarán la penetración de las aspersiones.
  • Facilitan el secado rápido de las hojas.
  • Mejoran el color del fruto (por ejemplo, luz).

Respuesta a Los Despuntes

El resultado de los despuntes es la perdida temporal de la dominancia apical lo que elimina el efecto inhibitorio en las yemas laterales. El resultado final es un incremento en el crecimiento total del año. Tanto el número de crecimientos del año como su longitud serán afectados; este impacto se ve afectado por la edad del crecimiento, severidad del corte, hábito de crecimiento y orientación del crecimiento. La estimulación de crecimientos del año es más grande cuando los despuntes se realizan en madera de un año de edad. Los cortes en este tipo de madera generalmente resultan en el desarrollo de muchas ramas muy vigorosas de la tercera o cuarta yema inmediatamente debajo del corte. Estos crecimientos pueden desarrollarse en ramas con un ángulo muy estrecho.

Edad del Crecimiento

El estímulo de crecimiento de ramas es mayor cuando los despuntes se hacen en ramas de un año de edad. Los despuntes hechos cerca de la punta de estas ramas induce que las cinco a siete yemas de la punta se desarrollen dentro de 6 a 9 pulgadas debajo del corte, aunque esto variará con la severidad del corte y orientación de la rama.

Severidad

La severidad del corte puede ser larga (fuerte), media, corta (ligera) o muy corta (muy ligera). El crecimiento vegetativo provocado por estos cortes está en relación a la severidad de los mismos y a la época del año. Los crecimientos vegetativos fuertes tienen yemas bien desarrolladas a lo largo de los tres cuartos superiores de la rama. Sin embargo, en la base de la rama las yemas no están bien desarrolladas. Esta diferencia puede explicar el porqué los crecimientos más fuertes se presentan generalmente cuando las ramas son despuntadas a la mitad o tres cuartos de su longitud. Al mismo tiempo, los cortes de despunte muy cercanos a la base o muy cortos muy probablemente producirán crecimientos menos vigorosos. El resultado del despunte en ramas en dormancia es influenciado por las condiciones que tenga la yema que se encuentre exactamente debajo del corte. El despunte en madera más vieja no produce crecimientos tan fuertes como la madera de un año. Sin embargo, aún así incrementa el crecimiento total en las ramas.

Hábito de crecimiento

Lespinasse y Delort (1993) clasificaron los cultivares de manzano en cuatro grupos generales de acuerdo a sus hábitos de crecimiento y floración. Ellos utilizaron los términos acropétalo o acrotónico para los cultivares que nosotros llamamos como productores en las puntas, como en el caso de Rome Beauty o Granny Smith. El lado opuesto a lo anterior son los cultivares basipétalos o basitónicos. Estos cultivares son caracterizados por producir espolones (o spurs) y un ejemplo típico de este grupo es la mutación Campbell del grupo Delicious. El despunte ligero de los cultivares tipo basípetalo (Spur Red Delicious) no genera crecimientos tan vigorosos como cuando se despuntan los cultivares que no tiene un fuerte hábito espolonado. En el otro extremo, al despuntar los cultivares con hábito de crecimiento acrótonico (con ramas caídas hacia abajo, como el sauce llorón) incrementará los rebrotes fuertemente y también reducirá la formación de yemas florales.

Orientación de la rama

La respuesta en rebrotes también es influenciada por la orientación de los mismos con respecto a la horizontal. Entre más vertical es la rama, mayor es el crecimiento. Generalmente, los cortes de despunte en ramas muy verticales producen ramas con un ángulo muy agudo (cerrado) y son muy vigorosas. Estos crecimientos vigorosos crearán un sombreado indeseable y tendrán un potencial de fructificación muy bajo.

No todos los cortes de despunte son inadecuados para los árboles. En algunos casos los cortes de despunte son necesarios para estimular el crecimiento y mantener el árbol balanceado. Estos cortes deben de ser usados para estimular crecimientos laterales y ramas. Los cortes de aclareo deben de ser realizados para acortar las ramas y hacerlas más macizas. Estos tipos de cortes son necesarios cuando hay una tendencia del cultivar a producir muchas frutas en las puntas de las ramas. En los árboles de durazno, debido a la localización de las yemas florales los despuntes son una necesidad.

Respuesta a los cortes de aclareo o entresacado

Los cortes de aclareo o entresacado son utilizados principalmente para dos propósitos; uno es para incrementar la penetración de la luz y el otro para eliminar ramas que compiten entre ellas o que se encuentran muy amontonadas. Los crecimientos vigorosos se pueden desarrollar abajo del corte de poda, pero el efecto en otras partes del árbol es mínimo. Los cortes para entresacado o aclareo no cambian la relación entre las varias partes del crecimiento o rama como lo hacen los cortes de despunte, ya que el crecimiento o la rama completa son eliminados por completo o se dejan intactos. La relación de yemas laterales a terminales de hecho no se modifica y como resultado, los cortes de aclareo no incrementan tanto los crecimientos como lo hacen los despuntes. Los cortes para aclareo de ramas tienen una reducción menor en la formación de flores y pueden incrementar la floración cuando se logra una mejor penetración de luz. En el caso de la producción, se ve reducida únicamente al grado de que la superficie productiva de la copa es eliminada en parte pero no reducida debido a la vigorización de las yemas para formar ramas en lugar de flores.

Efecto de la Posición de la flor

La diferencia en el cómo un árbol o una planta responden a los tipos de cortes de poda antes mencionados es la base para los diferentes sistemas de conducción. Simultáneamente con el conocimiento de la respuesta de los árboles a los tipos de cortes, también es necesario el conocimiento sobre que tipo de madera las diferentes especies producen flores y frutos. Cada yema en un árbol se considera potencialmente como una yema floral. Por lo tanto, las flores se pueden presentar en muchas áreas. En general, las flores se presentan en:

  1. En la punta de la rama, ya sea ésta corta o larga,
  2. lateralmente en la base de las hojas, ya sea de la estación de crecimiento en curso o del año anterior,
  3. de cualquier punto de la corteza expuesta de ramas, troncos o raíces, aunque esto sucede muy raramente.

Como regla general, la posición de la yema floral o inflorescencia en las ramas en relación al crecimiento de la estación en curso es característico de las especies o cultivar y no cambia mucho. En los manzanos, las yemas fructíferas se generan en las terminales de las ramas, abriéndose para producir crecimientos con hojas que terminan en racimos florales. La mayoría de estas flores terminales se presentan generalmente en ramas cortas que llamamos espolones o spurs. Sin embargo, las yemas florales pueden estar al final de ramas largas, especialmente cuando se trata de cultivares como Rome Beauty, que fructifica en las puntas de las ramas. Las flores se encuentran con poca frecuencia lateralmente en madera del año anterior. En la mayoría de los casos, en Pennsylvania y en las áreas del Atlántico medio, estas flores no amarran fruto. La proporción de los crecimientos espolonados (spurs) y los puntos de fructificación (flores) con las ramas largas con flores en las puntas es característico de ciertos cultivares y debe de ser considerado al podar en el campo.

Dominancia Apical

Sin importar el hábito de crecimiento del árbol, el árbol responderá de manera similar a un tipo dado de cortes de poda. Los despuntes eliminan el punto de crecimiento y de hojas en desarrollo si el corte se realiza durante el verano y la yema terminal si el corte se realiza durante el invierno. Estos cortes cambian severamente el balance hormonal de la rama y forzan a la planta a reaccionar de acuerdo a este desbalance. Esta tendencia de inhibir las brotaciones de yemas laterales es conocida como dominancia apical de la yema terminal. Este punto de crecimiento joven o yema terminal es el sitio de producción de las hormonas vegetales conocidas como auxinas. La eliminación, ya sea de la punta de la rama o de hojas jóvenes en desarrollo estimulan el crecimiento de las yemas laterales que se convertirán en crecimientos laterales debido a la eliminación de los puntos de producción de las auxinas. Las yemas laterales son inhibidas en su crecimiento por las auxinas producidas en los tejidos meristemáticos jóvenes que se encuentran en la punta de la rama y son transportados hacia abajo. Este efecto ocurre cuando las hojas son muy jóvenes ya que la eliminación de hojas jóvenes en desarrollo puede estimular la brotación de yemas laterales, pero la eliminación de hojas completamente desarrolladas no puede estimular esta brotación. Hay dos maneras de eliminar los efectos de la dominancia apical proveniente de las puntas de las ramas. Uno de ellos es la eliminación de las puntas de las ramas por medio de despuntes y el otro es el doblamiento de la rama a una posición más horizontal. La última manera de eliminar la dominancia apical tiene efecto debido a que el movimiento de las auxinas es generalmente en respuesta a la fuerza de gravedad. Mika y colab., 1992, sugirieron que la inhibición de la formación de yemas florales pudiera ser explicada por la alteración de tres de las hormonas vegetales, citocininas, auxinas y giberelinas. Las tres hormonas se encontraban a altas concentraciones en los tejidos de conducción de los árboles que fueron podados. Las substancias similares a las citocininas tenían una concentración doble en los tejidos conductores al inicio del crecimiento en la primavera. A mediados de junio, después de un mes de crecimiento, los niveles de las auxinas fueron mucho más altos en los árboles podados que en los no podados. Después de esto, los niveles de giberelinas fueron más altos desde mediados de junio hasta finales de julio en los árboles podados en comparación a los no podados.

Árboles Sin Podar

Cuando el crecimiento inicia, las yemas terminales y sub-terminales son generalmente las primeras en brotar y en la mayoría de los árboles deciduos y viñas (menos frecuente en arbustos), estas yemas producen los crecimientos más largos y fuertes, aunque otras ramas pueden crecer de muchas de las otras yemas situadas más abajo. Sin embargo, casi nunca todas las yemas laterales brotan, como regla general los por cientos más altos de yemas que no brotan son las que se encuentran en la parte basal de la rama.

Interacciones entre el cultivar y el sistema de conducción

No todos los cultivares se adaptan a todos los sistemas. Los cultivares con fruto de color rojo no se adaptan a los sistemas de conducción horizontales planos tales como T-Trellis (empalizada o espaldera en T) o el sistema Ebro. Los cultivares que son propensos al daño o quemadura por el sol como Golden Delicious o Granny Smith necesitan algo de sombra y pueden por lo tanto tener una copa o dosel más denso. Los cultivares con crecimiento más compacto como Spur Delicious o Empire se adaptan a altas densidades y a sistemas de conducción con soporte.

Los cultivares con crecimiento poco vigoroso pueden también adaptarse más fácilmente a sistemas de alta densidad. Los cultivares con crecimiento vigoroso como Rome Beauty o Granny Smith requieren más insumos y un mayor esfuerzo horticolamente hablando para ser manejados en sistemas de altas densidades.

Lespinasse y Delort (1993) clasificaron los cultivares de manzano en cuatro grupos generales de acuerdo a sus hábitos de crecimiento y floración. Ellos utilizaron los términos acrópeto (acropétalo) o acrótono (acrotónico?) para los cultivares que nosotros llamamos como productores en las puntas, como en el caso de Rome Beauty o Granny Smith. Este tipo de cultivares (Tipo IV) son difíciles de conducir bajo cualquier sistema y no responden bien con sistemas geométricamente rígidos. El lado opuesto a lo anterior son los cultivares basípetos (basipétalos) o basítonos (basitónicos). Estos cultivares son caracterizados por producir espolones (o spurs) y un ejemplo típico de este grupo es la mutación Campbell del grupo Delicious. El despunte ligero de los cultivares tipo basítono (Spur Red Delicious) no genera crecimientos tan vigorosos como cuando se despuntan los cultivares que no tiene un fuerte hábito espolonado. En el otro extremo, al despuntar los cultivares con hábito de crecimiento acrótono (con ramas caídas hacia abajo, como el sauce llorón) incrementará los rebrotes fuertemente y también reducirá la formación de yemas florales.

La dominancia ligera de la rama líder se relaciona generalmente con una mejor producción anual. Esto es, aquellos cultivares que tienen un hábito de crecimiento con ramas caídas como Rome, Granny Smith, Paulared, etc., (el tipo IV) producen con más regularidad al contrario de los cultivares con crecimiento más vertical (acrotónico) como Spur Delicious. La organización o estructura primaria del árbol no persiste durante toda su vida. Todos los cultivares desarrollarán la forma acrotónica más tarde o más temprano. Esto es probablemente en respuesta de la mayor cantidad de luz solar y vigor en la parte superior de la copa de los árboles. El tiempo para evolucionar varía entre cultivares, toma más tiempo para los tipos espolonados el volverse acrotónicos.

Sistemas De Poda Y Conducción Para Manzanos

Hay numerosos sistemas de poda y conducción que han sido desarrollados durante varios años. Es importante recordar que no todos los cultivares se adaptarán a todos los sistemas de conducción. Un sistema de conducción es el resultado de la combinación del cultivar, suelos, clima y habilidad del productor. A continuación se mencionan algunos de los sistemas más comunes que son utilizados en la actualidad. Estos sistemas variarán en el grado de trabajo que toma el mantener el sistema. En muchos casos una combinación de sistemas trabaja mejor para una huerta en particular. Cualquier sistema puede fallar si el productor falla en entender y aplicar los principios básicos de cómo crece el árbol y cómo responde a los cortes de poda.

Sistema de poda y conducción en líder central

Este sistema ha sido el sistema estándar durante los últimos 30 años. Es también conocido como el "Sistema de distribuir y despuntar". Es un buen sistema para árboles sin soporte (sin espalderas) injertados en los portainjertos más vigorosos como MM.111, MM.106 o el M.7.

Primer Año

Al plantar, deje la unión del injerto, 2 pulgadas (5 cm) sobre el nivel del suelo, compacte el suelo alrededor de las raíces. Elimine todas las ramas que se encuentren por debajo de 18 pulgadas (45.7 cm) utilizando cortes rasos. Los árboles con menos de tres ramas deberán de ser despuntados a 30 pulgadas (76.2 cm) y todas las ramas se eliminan con cortes "Holandeses" (corte que deja una pequeña parte de la rama o tocón, pero el corte es a 90°, lo que permite que una yema por debajo del corte se desarrolle en una rama). Árboles con tres o más ramas adecuadas que tengan 12 pulgadas (30.4 cm) o más de largo deben de ser cortadas 12 pulgadas (30.4 cm) sobre la rama líder y el resto de las ramas se deben de despuntar a un tercio de su longitud.

Crecimientos de 0.25" - 1" (0.09 - 2.5 cm). Elimine las dos ó tres yemas que compitan con la rama líder elegida. Elimine cualquier racimo floral presente.

Mes de Junio. Brotes con 2-4 pulgadas de largo (5-10 cm). Ponga broches para la ropa u otro tipo de separadores en los nuevos crecimientos para promover ramas con ángulos adecuados. La época adecuada para realizar esto es cuando los nuevos crecimientos tienen la misma longitud de los broches para la ropa o separadores. Seleccione de cuatro a seis ramas como principales. Las ramas deben de estar distribuidas alrededor del tronco hacia los puntos cardinales. Deje más ramas en los cultivares espolonados que en los no espolonados.

Segundo Año

Despunte la rama líder durante el invierno de 1/3 a 2/3 de su longitud dependiendo del vigor del árbol. Entre más vigorosa la rama líder y las ramas secundarias, menos severo debe de ser el despunte. Elimine cualquier rama secundaria que compita con el líder. Las ramas secundarias deben de ser despuntadas cortando de 1/4 a 1/3 del crecimiento del año anterior. Sí el árbol tiene menos de tres ramas secundarias adecuadas, elimine todas las ramas usando el corte Holandés y despunte de nuevo el líder a 34 pulgadas (86.36 cm). Realice incisiones arriba de las yemas en el tronco de dos a cuatro semanas antes de la floración para provocar ramas adicionales según sea necesario. Sí el árbol se vuelve a despuntar repita lo indicado en el primer año.

Mes de Junio. (ramas con crecimientos de 5-10 cm), coloque broches u otros separadores en las ramas que se estén desarrollando en la madera de un año para asegurarse que las ramas tendrán un buen ángulo.

Mes de agosto, utilice elásticos, piedras (o algo pesado que obligue a la rama a abrirse), tela adhesiva, hilo, o separadores pequeños para orientar las ramas en desarrollo debajo del despunte del segundo año por debajo de la horizontal.

Tercer Año

Despunte la rama líder principal de 40 a 44 pulgadas (101.6 a 111.76 cm) arriba de la rama más alta del primer piso o nivel de ramas (el piso o nivel más bajo) para promover ramas para el siguiente piso hacia arriba. Repita las incisiones sobre las yemas según sea necesario para provocar el crecimiento de más ramas. Despunte las ramas del primer piso para promover el desarrollo de más ramas según se requiera. Los árboles del tipo espolonado requieren de un despuntado más fuerte que los árboles no espolonados o que los cultivares más vigorosos.

Invierno a mediados del mes de agosto. Las ramas del primer piso deberán de ser abiertas a ángulos de 45-60° utilizando separadores de 1-2 pies de largo (30-60 cm). Los separadores se deben de colocar pronto al iniciar la estación de crecimiento en los árboles de cultivares vigorosos y más tarde para los cultivares no vigorosos.

Mes de junio (crecimiento de 5-10 cm). Coloque los broches u otros separadores en las ramas en desarrollo debajo del despunte de la estación en curso de la rama líder para formar el piso secundario de ramas permanentes. Seleccione un líder y despunte ("pellizco" de verano) o elimine las ramas competidoras.

Mes de agosto. Utilice elásticos, piedras (o algo pesado que obligue a la rama a abrirse), tela adhesiva, hilo, o separadores pequeños para orientar las ramas en desarrollo debajo del despunte del segundo año debajo de la horizontal.

Cuarto Año

Despunte la rama líder en el invierno de 1/3 a 2/3 de su longitud dependiendo del vigor del árbol. Entre más vigorosa la rama líder y las ramas secundarias, menos severo debe de ser el despunte. Elimine todas las ramas laterales que compitan con la rama líder. Cualquier rama en la punta del árbol que tenga más de 2/3 del diámetro de la rama líder debe de ser eliminada. Las ramas secundarias deben de ser despuntadas cortando de 1/4 a 1/3 del crecimiento del último año. Reponga los separadores según sea necesario.

Mes de junio. Utilice elásticos, piedras (o algo pesado que obligue a la rama a abrirse), tela adhesiva, hilo, o separadores pequeños para orientar las ramas con desarrollo vigoroso sobre el tronco principal y debajo de la horizontal.

Quinto Añp

Despunte la rama líder en invierno cortando no más de 1/3 del crecimiento del año pasado. Elimine las ramas que compitan con el líder central. Despunte ligeramente la rama líder en invierno para vigorizar las áreas débiles, entresaque las áreas con muchas ramas, elimine las ramas que cuelguen, que estén cruzadas y crecimientos vigorosos muy verticales en el centro del árbol. Reacomode los separadores según se requiera.

Invierno a mediados de agosto. Distribuya las ramas del segundo piso hacia donde sea necesario.

Sexto Año

Despunte la rama líder en el invierno a 40-44 pulgadas (101.6 a 111.7 cm) por encima de la rama más alta para promover ramas permanentes en el tercer piso de la estructura. Repita las incisiones sobre las yemas conforme sea necesario para tener más ramas. Despunte ligeramente la rama líder en invierno para vigorizar las áreas débiles, entresaque las áreas con muchas ramas, elimine las ramas que cuelguen, que estén cruzadas y crecimientos vigorosos muy verticales en el centro del árbol. Reacomode los separadores según se requiera.

Agosto. Realice poda de verano en los crecimientos vigorosos y verticales. Doble las ramas del tercer piso hacia abajo utilizando elásticos, hilo, separadores, tela adhesiva, etc.

Séptimo Año

Invierno. No despunte la rama líder. Elimine todas las ramas que compitan con el líder, dejando sólo las ramas más horizontales del tercer piso. No despunte las ramas laterales. Si las ramas están muy largas, córtelas hasta una rama más débil o hasta un espolón (spur).

Años Siguientes

Invierno. No despunte el líder. Mantenga la altura del árbol cortando en madera de dos a tres años de edad, que esté más débil y más horizontal. Elimine o recorte las ramas largas en el segundo y tercer piso o nivel de ramas antes de que se extiendan sobre el piso o nivel inmediato inferior a ellas. Las ramas deben de recortarse cortando hasta donde encuentre una rama horizontal o una yema. Realice un aclareo en las ramas más bajas según sea necesario dependiendo de que tan congestionada esté el área.

Otros Sistemas de Poda

Eje Vertical o Francés

El eje vertical o Francés se está convirtiendo en uno de los más populares sistemas de conducción en Norte América. Sus ventajas incluyen su simplicidad para podar, producción temprana, aumento de la calidad de la fruta e incremento en la altura. El eje se compone de un tronco o brazo vertical que sirve para soportar las ramas fructíferas. Las ramas fructíferas se desarrollan del eje de acuerdo al hábito de fructificación de la variedad. Las ramas fructíferas más bajas o principales pueden ser renovadas periódicamente después de que se han doblado hacia abajo por el peso de la fruta (sistemas de renovación), o se pueden dejar permanentemente (base permanente o fija). Las ramas fructíferas superiores se mantienen cortas por medio de los cortes de renovación sobre el tronco. La rama del eje siempre debe de tener un año más de edad que el resto de sus

En teoría, como se desarrolló en Francia, la estructura inicial del árbol puede estar formada por numerosos "ejes" dependiendo del hábito de fructificación de la variedad. Sin embargo, en los Estados Unidos la forma más común de un árbol es el desarrollo de un solo eje y luego ramas débiles y numerosas creciendo de él.

La forma general del árbol es piramidal angosta. Este sistema se adapta a portainjertos más vigorosos (aunque los portainjertos más vigorosos que M.26 o M.7 pueden ser muy vigorosos). El portainjerto M.27 puede ser usado en este sistema así como también los portainjertos M.9, B.9 (Budagowski 9) y Ottawa 3. La altura final del árbol se controla por la producción y se sitúa generalmente en el rango de 9 a 14 pies (2.7 a 4.2 m). La copa se puede dejar muy cargada con fruta y doblarse con el peso de la producción para disminuir o parar el crecimiento. Los árboles se plantan de 3 a 5 pies (0.90 m a 1.5 m) entre árboles en la línea en sistemas de renovación y más separados en sistemas permanentes. Al momento de plantar, sí hay ramas laterales insuficientes o la rama líder es débil, el árbol se puede recortar al mínimo para su crecimiento. Sin embargo, después de ese primer despunte la rama líder nunca se vuelve a despuntar. Para mantener las ramas débiles que se encuentran en la parte alta, a los nuevos crecimientos en el tercio más alto del árbol se les elimina el crecimiento terminal durante el verano. En árboles jóvenes las ramas vigorosas se doblan horizontalmente. Conforme los árboles tienen más años, las ramas vigorosas se podan cada invierno. Las ramas que llegan a ser muy largas se recortan hasta donde haya una rama lateral.

Eje Vertical o Francésa, con una base permanente

Al plantar: Elimine todas las ramas principales que se encuentren de 18 pulgadas (45.7 cm) hacia abajo con corte al ras del tronco. Árboles con menos de tres ramas principales deben de ser despuntados a 30 pulgadas (76.2 cm) y todas las ramas laterales cortadas con un corte en "punta" (como la punta de un lápiz) o corte "Holandés".

Árboles con tres o más ramas principales presentan tres opciones dependiendo del vigor de la variedad y portainjerto. Las opciones, de menor a mayor vigor, son:

Opción 1. Despunte la rama líder de 10 a 12 pulgadas (25.4 a 30.48 cm) por encima de la rama más alta y despunte todas las demás ramas a un tercio.

Opción 2. Despunte la rama líder de 10 a 12 pulgadas (25.4 a 30.5 cm) por encima de la rama más alta. NO despunte las demás ramas.

Opción 3. NO despunte las ramas líder o las ramas laterales.

Mes de Mayo. Instale estacas y amarre la rama líder a la estaca. Elimine dos o tres yemas que compitan que se encuentren abajo del líder si usted recortó el árbol al máximo.

Mes de junio. Instale separadores (broches para la ropa u otro tipo de separadores) en los nuevos crecimientos cuando tengan la misma longitud del separador o un poco más largas.

Segundo Año

NO despunte la rama líder o pode los árboles durante el invierno. Si se necesitan más ramas principales haga una incisión arriba de la yemas que quiera que desarrollen a finales del invierno o aplique Promalin mezclado con pintura vinílica.

Mes de Junio. Cuando las ramas tengan de 3 a 6 pulgadas (7.6 a 15.2 cm) de nuevo crecimiento desarrollándose, en los crecimientos por encima de las ramas principales realice un despunte ("pellizco de verano") a un tercio de su longitud. Posicione las ramas permanentes horizontalmente utilizando algo pesado, elástico o hilo.

Mes de Julio. Despunte de nuevo ("pellizco de verano") todas las ramas laterales según sea necesario.

Tercer Año

No Despunte Las Ramas Lider ni pode el árbol durante el invierno. Amarre las ramas vigorosas que crezcan verticalmente de modo que queden más abajo de la horizontal.

Mes de Junio. Cuando las ramas tengan de 3 a 6 pulgadas (7.6 a 15.2 cm) de crecimiento nuevo en desarrollo en el tercio superior del crecimiento del año pasado en el tronco principal, despunte ("pellizco de verano") a un tercio de su longitud.

Cuarto Año

No Despunte Las Ramas Lider. Corte las ramas demasiado vigorosas que no tengan ninguna utilidad.

En los meses de Junio a julio. Posicione las ramas demasiado vigorosas por debajo de la horizontal.

En Agosto. Realice poda de verano para mantener la forma piramidal y permitir que la luz penetre al cortar ramas vigorosas.

Quinto Año y Años Siguientes

N0 Despunte Las Ramas Lider. Recorte las ramas del primer piso despuntando las ramas laterales. Empiece cortando / renovando las ramas al cortar la rama más vigorosa. Deje todas las ramas fructíferas débiles. Realice poda de verano en Agosto conforme sea necesario, para mantener la penetración de luz.

Sin una Base Permanente

Al momento de plantar, el árbol con características más apropiadas tendrá un año de edad de injertado y, sólo que esté injertado en un portainjerto muy débil, no se despunta. Los crecimientos vigorosos se despuntan ("Pellizco de verano") con más frecuencia para que no desarrollen. Cualquier rama que compita con la rama del líder central se elimina conforme se desarrolla. Durante el invierno, en los primeros años del árbol se le pone más atención a la eliminación de las ramas vigorosas que a los crecimientos verticales dejando la madera con crecimiento débil y en posición horizontal.

Slender Spindle

Este sistema fue desarrollado en Europa y es similar al sistema de conducción en líder central. La altura del árbol es mantenida a 6 u 8 pies (1.80 a 2.40 m). Sólo los portainjertos como el M.9 o más enanizantes deben de ser utilizados en este sistema. Los árboles deben de ser soportados (estacados) individualmente de alguna manera ya sea con postes de madera, tubo metálico amarrado con alambre o con estacas metálicas fuertes. Los árboles de vivero con buenas ramas para su formación son la mejor elección para la conducción de los mismos en este sistema. La capa, nivel o piso de ramas principales es conservada durante toda la vida del árbol. Estas ramas se establecen de manera similar al líder central, pero estas se mantienen en posición horizontal. Los conceptos principales de la poda en este sistema es el de mantener sólo madera débil y fructífera. La rama líder central es mantenida en una condición de poco vigor por medio de varias manipulaciones. Cuando los árboles son jóvenes, la rama líder se puede doblar a una posición más horizontal al inicio de la primavera y luego doblarse a la otra posición más tarde en el verano. Conforme los árboles maduran, la rama líder puede ser renovada al eliminar la rama líder original y doblando una rama más débil de abajo. Las ramas arriba del primer piso de ramas se eliminan si llegan a ser muy vigorosas o se despuntan hasta un espolón (spur) débil. Algunas variaciones de este sistema incluyen el sistema Hytec y el Super Slender Spindle.

El sistema Hytec es manejado exactamente como el sistema original de Slender Spindle excepto que en este sistema al árbol se le permite alcanzar una altura de 10 pies (3.0 m). El sistema de Super Slender Spindler es la versión pequeña de Slender Spindle y utiliza los portainjertos más enanizantes como M.27 o más enanizantes que este.

Primer Año

Plantacion. Al momento de plantar, coloque el árbol de manera que no más de 2 pulgadas del portainjerto se encuentren por arriba del nivel del suelo. Elimine todas las ramas que se encuentren por debajo de las 18 pulgadas (54 cm) utilizando cortes al ras. Sí se plantan árboles sin ramas, despunte los árboles a 30 pulgadas de altura (76.2 cm) sobre el nivel del suelo. Sin embargo, es preferible plantar árboles con ramas. Las ramas deben de tener un mínimo de 12 a 18 pulgadas (36 a 54 cm) de largo. En árboles con ramas, despunte la rama líder aproximadamente 10 pulgadas (25 cm) arriba de la rama más alta. Las ramas pueden ser despuntadas si son muy largas o están muy verticales. Instale las estacas para soporte de los árboles de inmediato. Utilice ramas de bambú, tubo de plástico u otro material de diámetro pequeño para las estacas y amarre cada árbol a las mismas. Amarre con alambre de alta resistencia (torsión) en la parte más alta de la rama de bambú. Distribuya las ramas principales hacia el nivel o debajo de la horizontal (90-100°).

Meses de Julio-Agosto. Doble los crecimientos vigorosos que se han desarrollado durante el verano.

Segundo Año

Invierno. Sí los crecimientos fueron doblados el verano anterior, únicamente la rama líder tendrá que ser podada. Despunte la rama líder hasta la mitad de su longitud si la rama es débil. Elimine todas las ramas que compitan con ella. Otra alternativa es la de doblar la rama líder a una posición más horizontal en lugar de despuntarla sí el crecimiento ha sido muy vigoroso.

Junio / julio. Continúe manteniendo las ramas principales sobre o por debajo de la horizontal. Elimine los crecimientos vigorosos conforme se desarrollen. Use material pesado o elástico para jalar hacia abajo a las ramas principales y crecimientos en desarrollo que estén por encima de la rama líder.

Tercer Año

Invierno. La poda consiste en cortar la rama líder y eliminar todas las ramas vigorosas. Sí hay muchas ramas compitiendo con el líder, elimine todas las ramas excepto la más débil. Seleccione el crecimiento que tenga la posición más horizontal. Sí el crecimiento seleccionado es todavía muy vigoroso, entonces amárrelo de manera que quede en una posición más horizontal. De otra manera, usted puede eliminar todas las ramas de la copa y utilizar un crecimiento débil que se encuentre en la parte inferior de la rama líder.

Cuarto Año y Años Suscesivos

Invierno. Continúe manteniendo la parte alta del árbol débil pero fructífera seleccionando madera débil. Una buena regla a seguir es la de eliminar cualquier rama una vez que haya alcanzado de 1/2 a 2/3 del diámetro del tronco principal. Periódicamente, conforme las ramas principales empiezan a debilitarse, renuévelas cortando casi al ras del tronco, pero dejando un poco de crecimiento para que de ahí se genere un nuevo crecimiento. Las ramas que crecen mucho, deben de despuntarse a una rama lateral o a un espolón (spur).

Emparrado o Espaldera Vertical

El emparrado o espaldera vertical es la forma más común para los manzanos. Aquí hacemos la distinción entre el sistema Tatura o sistema en V al referirnos a éste como emparrado o espaldera vertical que no se guía inclinando el árbol. Dependiendo del portainjerto, el fruticultor puede desarrollar la copa del árbol en tres o seis alambres (pisos). Cuando utilice portainjertos como M.27, M.9, B.9 o Mark es mejor conducir los árboles en tres o cuatro alambres. Al utilizar portainjertos como M.7 o MM. 106, es mejor utilizar de cinco a seis alambres. Los emparrados o espalderas con este número de alambres no se utilizan con frecuencia en Norte América, pero han sido usados en otros países como Sudáfrica. El cultivar injertado sobre M. 26 afectará el número de alambres a usar. Usted puede utilizar de tres a cuatro alambres sí el cultivar es del tipo espolonado, de otra manera es mejor usar de cinco a seis alambres. La altura del árbol con tres a cuatro alambres es mantenida generalmente de seis a ocho pies (1.8 a 2.4 m). Mientras que con cinco a seis alambres la altura se mantiene de 8 a 10 pies (2.4 a 3.0 m), pero puede alcanzar hasta 12 a 15 pies ( 3.6 a 4.5 m). Las distancias más comunes entre los árboles son de 6 a 8 pies (1.8 a 2.4 m) y de 10 a 14 pies (3 a 4.2 m) entre líneas.

Sin embargo, las distancias variarán dependiendo de tipo de suelo y del cultivar utilizado. Como con cualquier otro sistema, la mejor orientación de las líneas es de N a S en las Latitudes altas. Una menor distancia entre líneas es utilizada conforme la orientación N a S es mejor.

Hay un buen número de variaciones en la posición de las ramas y en su orientación que pueden ser utilizadas. Sin embargo, la más común es la Palmeta Oblicua. En este sistema, una rama en cada orientación es conducida hacia el alambre y la amplitud de la copa o dosel es mantenida a no más de 3 pies (3 m). Un punto importante para recordar al trabajar con los sistemas de emparrado es que las ramas deben de originarse por debajo de los alambres, por lo tanto, el tronco debe de ser despuntado a la altura del alambre, o debajo de éste. No trate de usar ramas doblándolas hacia el alambre.

Algunos de los problemas que pueden presentarse con los sistemas de emparrado son; disponibilidad de podadores que puedan podar y conducir los árboles sobre los alambres. Los podadores deben de tener un conocimiento completo sobre el cómo crecen los árboles y como reducir su crecimiento por medio de la conducción de las ramas. Desde un punto de vista práctico, a algunos fruticultores no les gusta la pared continua (o seto) que se forma con los emparrados o espalderas. Los pizcadores tiene que ir hasta el final de la línea para pasar a la siguiente. Conforme el emparrado o espaldera envejecen, uno de los mayores problemas que ocurren es el sobre crecimiento en las ramas superiores. Ya que la parte alta del emparrado se encuentra más expuesta al sol, ésta puede dominar fácilmente a las ramas bajas.

Se debe de tener especial cuidado para mantener la parte superior del emparrado de manera que no se ponga muy densa y obstruya la entrada de luz a las ramas más bajas.

Sistemas En Espaldera (Emparrado) En V e Y

Estos sistemas fueron originados en Australia en duraznos para la cosecha mecánica, pero han sido adaptados para los manzanos también. Estos sistemas fueron desarrollados para aprovechar la mayor intercepción de luz solar debido a su mayor índice de área foliar.

Los árboles conducidos en estos sistemas pueden ser injertados en portainjertos más vigorosos y a más altas densidades.

Desde su desarrollo inicial, ha habido varias modificaciones para los diferentes frutales. El sistema MIA es un sistema en forma de A o un sistema Tatura (V) invertido. La más reciente adaptación ha sido la forma en V alternada. Este tipo de conducción consiste en conducir los árboles en forma de V, pero con los árboles alternados hacia lados opuestos.

Los portainjertos utilizados para este sistema incluyen M.26, interinjertos, Mark y MM. 106. (M. 9 y B. 9 pueden ser adaptados al sistema, pero producen mejor en los sistemas mini-V o en el Y)

El ángulo ideal al que los árboles se deben de inclinar es el de 60° con respecto al suelo y 60° con respecto a otro "brazo" del árbol, pero ha habido diferentes variaciones. La altura del árbol dependerá del portainjerto seleccionado. Sin embargo, el fruticultor debe de considerar que los portainjertos más vigorosos pueden ser plantados a distancias más cortas entre los árboles, pero las distancias entre las líneas deben de ser mayores. Una ventaja de estos sistemas, si se han diseñado bien, es que la copa o dosel del árbol puede ser manejada de modo que crezca y cubra el "techo" de la calle incrementando así de una manera efectiva la superficie productiva en la huerta.

Referencias Bibliograficás

  • Lespinasse, J. M., J. F. Delort. 1993. Regulation of fruiting in apple. Acta Horticulturae. 349:239-246.
  • Mika, A. 1986. Physiological responses of fruit trees to pruning. Hort. Rev. 8:337-378.
  • Mika, A., M. Grochowska, and A. Karaszewska. 1992. Effect of pruning of young apple trees on content of nutrients and growth regulators in relation to fruit bud formation. Acta Horticulturae. 322:265.

Referencias Bibliograficas Adicionales Sobre Poda

  • Peterson, A. B. (ed.). 1989. Intensive orcharding, managing your high production apple planting. Good Fruit Grower, 1005 Tieton Dr, Yakima, WA 98902.
  • Forshey, C. G., D. C. Elfving, and R. L. Stebbins. 1992, Training and Pruning Apple and Pear Trees. American Society for Horticultural Science, 113 South West St., Suite 400, Alexandria, VA 22314-2824.
  • Barritt, B. H. 1992. Intensive Orchard Management. Good Fruit Grower, 1005 Tieton Dr, Yakima, WA 98902.
  • Joyce, D. 1992. The complete guide to pruning and training plants. Simon and Schuster, Simon & Shuster Bldg., Rockefeller Center, 1230 Avenue of the Americas, New York, NY 10020.
  • Harris,R. W., 1992. Arboriculture, Integrated manamgement of landscape trees, shrubs and vines. Prentice Hall, Inc., Englewood Cliffs, NJ 07632.
  • Faust, M., and S. Miller (eds.) 1992. First International Symposium on Training and Pruning of Fruit Trees. Acta Horticulturae 322.
  • Brown, G. E. 1995. The pruning of trees shrubs and conifers. Timber Press, Inc., 133 S.W. Second Ave., Suite 450, Portland, OR 97204-3527. 374 pp.
  • Faust, M. 1989. Pruning and related manipulations: physiological effects. in Physiology of temperate zone fruit trees. John Wiley & Sons, Inc.
  • Zimmermann, M. H. and C. L. Brown. 1971 Trees: structure and function. Springer-Verlag. New York, New York. 336 pp.

Robert M. Crassweller, Profesor de Fruticultura, Departamento de Horticultura, The Pennsylvania State University. University Park, PA, USA.

Victor M. Guerrero Prieto, Ciad, A.C. Unidad Cuauhtemoc, Chih., Mexcio

Authors

Tree Fruit Support for a Next Generation of Farmers Sustainable Specialty Crop Production Árboles frutales Apoyo a la Nueva Generación de productores Cultivos Especializados en Producción Sustentable

More by Montserrat Fonseca Estrada 

Deciduous Tree Fruit Production Tree Fruit Rootstocks Pruning and Training Tree Fruit Apple Varieties Tree fruit nutrition Asian pear varieties Impact of climate change on tree fruit production

More by Robert Crassweller, Ph.D.