Fundamentos para la Poda

Los productores de frutas constantemente manipulan las copas de los árboles para maximizar la producción.
Fundamentos para la Poda - Articles

Updated: October 25, 2017

Fundamentos para la Poda

Esto se puede hacer de dos formas: podando para quitar ramas o brotes o doblando ramas o brotes con orientaciones específicas. Podar y dar forma son dos aspectos diferentes para modificar los patrones de crecimiento que ocurren naturalmente. Dar forma incluye el desarrollo y forma del árbol, mientras que podar incluye la función y medida del árbol.

Podar y dar forma son manipulaciones hortícolas hechas para modificar de manera natural los patrones de crecimiento en las plantas. Los procesos primarios al ser modificados son de dominancia apical (vea debajo) y el florecimiento natural y/o las características de fructificación de los árboles.

El primer punto a recordar es que la poda es un proceso de enanismo: Un árbol podado siempre será más pequeño que un árbol de la misma edad que no fue podado. Para que la poda sea efectiva, de cualquier forma, debe ser practicada con el entendimiento de cómo responden los arboles a la rama o extracción del brote y de cómo esas extracciones afectaran el crecimiento del árbol en el futuro.

El Segundo punto a recordar es que el dar forma afecta de manera primaria la forma misma del árbol, mientras que la poda afecta principalmente a la función: Dar forma determina el carácter general y los detalles de la silueta, ramificación y marco de la planta. La poda es para determinar cómo y cuándo dará frutos el árbol. Por lo tanto, la formación y la poda son dos aspectos diferentes de la modificación de patrones de crecimiento de origen natural. La formación implica el desarrollo de árboles y la forma, mientras que la poda implica la función y el tamaño del árbol.

La forma se da en los primeros 4-5 años de vida del árbol. La poda se lleva a cabo durante toda la vida del mismo. En los primeros años productivos del árbol, el objetivo de podar es controlar el vigor excesivo. Durante los años de decadencia, el énfasis en la poda cambia para promover el vigor y permite maximizar la luz solar para penetrar la copa del árbol.

Tipos de cortes de poda

Independientemente del tipo de árbol frutal (o en ese caso, el tipo de planta), solo se hacen dos tipos de cortes de poda: poda de fructificación y poda de raleo. Todos los demás cortes son una variación de alguno de estos dos. La poda de fructificación es la eliminación parcial de un retoño o rama. En los huertos esto puede variar desde la inclinación de las guías o ramas al uso de las podadoras mecánicas. Una poda de raleo es la eliminación por completo de un retoño o rama desde su punto de origen. En los huertos esto puede incluir la eliminación de una miembro andamio primario o secundario, la eliminación de un sistema de estímulo, o el deshije (quitar los chupones a las plantas) de chupones internos que surgen de los miembros horizontales.

Impacto de la posición de la flor

La diferencia en cómo responde un árbol o una planta a estos dos tipos de corte es la base de los diferentes sistemas para dar forma. Simultáneamente al saber cómo responde el árbol a estos dos tipos de corte es saber dónde en particular produce las flores y los frutos. Cada capullo en un árbol es considerado como un potencial botón floral; por lo tanto, el florecimiento puede ocurrir en muchas áreas. En general, sin embargo, se producen (a) terminalmente en los crecimientos largos o cortos, (b) lateralmente en las axilas de las hojas de la temporada actual o pasada, y (c) ventajosamente desde cualquier punto de la corteza expuesta de las extremidades, troncos, o raíces (rara vez).

Como regla, la posición de la flor o infloración en el retoño es relativa al crecimiento de la temporada actual y es característico de la especie o variedad y no cambia mucho. En botones de manzana nacen terminalmente, al desdoblarse producen brotes de hojas que terminan en racimos de flores. La mayor parte de estas flores terminan en brotes cortos llamados espolones. Sin embargo, pueden ocurrir en los extremos de los brotes largos, especialmente en los "portadores de terminales", como Rome Beauty. Las flores son con poca frecuencia también encontradas como laterales que surgen en la madera del año pasado. En la mayoría de los casos, en Pensilvania y las zonas del Atlántico medio, estas flores no dan fruta. Cuando las flores laterales dan fruta, las manzanas resultantes generalmente son pequeñas y de mala calidad. La proporción de sitios de brotes y floración en flores de brotes grandes es una característica de una variedad dada y debe ser evaluada al momento de la poda en el campo.

Dominancia apical

Independientemente del crecimiento básico habitual, todos los árboles responden de manera similar a cierto tipo de corte de poda. La poda de fructificación elimina el punto de crecimiento y desarrollo de hojas si se aplica durante el invierno. Esta operación cambia severamente el balance hormonal del retoño y refuerza la planta a reaccionar acorde al mismo. La tendencia de supresión de la rotura del retoño lateral se conoce como dominancia apical del brote terminal.

El punto de crecimiento o brote terminal es el sitio de fabricación de la hormona vegetal conocida como auxina. La extracción ya sea de la punta del brote o las hojas jóvenes en crecimiento estimula el crecimiento de botones en brotes laterales debido a la eliminación de producción de auxina en ese sitio. La auxina producida en los tejidos meristemáticos contenidos en la punta del retoño y transportada hacia abajo, inhibe el crecimiento de los retoños laterales. Este efecto puede ocurrir cuando las hojas son muy jóvenes porque al eliminarlas jóvenes, el desarrollo de las mismas puede estimular la ruptura de los brotes laterales; pero removiendo por completo las hojas expandidas puede no estimular el crecimiento.

Hay dos formas de superar este efecto de dominancia apical de las puntas de los retoños. Una es remover la punta del retoño como en la poda de fructificación y la otra es doblar la punta del retoño a una posición horizontal. El último funciona porque la auxina generalmente se mueve en respuesta a la gravedad.

Las investigaciones han sugerido que la inhibición de botones florales puede ser explicado por la alteración de tres hormonas vegetales: citoquinina, auxina y giberelina. Las tres ocurren en concentraciones más altas en los tejidos conductivos de árboles que fueron podados. El doble de las sustancias como la citoquinina en los tejidos conductivos es el comienzo del crecimiento en la primavera. A mediados de Junio, después de un mes de crecimiento, los niveles de auxina fueron mucho más altos en arboles podados que en arboles no podados. Esto, seguido de niveles más altos de giberelina de mediados de junio a finales de julio en arboles podados, en comparación con los controles.

Árboles que no se podan

Cuando el crecimiento comienza, los botones terminales y subterminales usualmente son los primeros en empezar: en la mayoría de los árboles de hoja caduca y vides (no tanto en arbustos) que producen los brotes más fuertes y más largos, aunque hay algunos que pueden crecer de muchos brotes de la parte de abajo. Sin embargo, rara vez lo hacen todos los brotes laterales, y como regla general, el mayor porcentaje de los que permanecen en estado latente están en la parte basal del retoño.

Respuesta a la poda de fructificación

El resultado de la poda de fructificación es la pérdida de la dominancia apical como se mencionó anteriormente, con la eliminación del efecto inhibitorio en los retoños laterales. El resultado es un incremento en el crecimiento total del retoño. Ambos número y extensión son afectados, pero el impacto es afectado por la edad del retoño, severidad del corte, crecimiento habitual y la orientación del mismo.

Edad del retoño

La estimulación del crecimiento del retoño es más pronunciado cuando la poda de fructificación es hecha en madera de un año de edad. Tales cortes, usualmente resultan en retoños muy vigorosos de los tres o cuatro brotes inmediatos. Estos retoños pueden desarrollar ángulos muy estrechos. Los cortes de fructificación hechos cerca de la parte superior de estos retoños induce los primeros cinco a siete botones a crecer, usualmente de 6 a 9 pulgadas por debajo del corte (aunque esto puede variar por la severidad del corte y la orientación de la rama).

Severidad del corte

La severidad puede ser larga, media, corta o muy corta (con corte muy corto removiendo madera en su mayoría). La regeneración está relacionada con la severidad del corte en una respuesta de curva de campana y el tiempo de la estación en que se hizo la poda. Retoños fuertes han desarrollado botones bien desarrollados junto con los primeros tres cuartos del retoño. En la base del retoño, sin embargo, los brotes normalmente no están tan bien desarrollados. Esta diferencia puede explicar por qué la regeneración es más fuerte y usualmente ocurre cuando los retoños van a la mitad o tres cuartos de su longitud. Al mismo tiempo, el corte cerca del anillo anual (donde el crecimiento comenzó o muy cerca, llevará a una regeneración menor). Los resultados de los retoños latentes sin embargo, son influenciados por la condición del brote que se convierte en dominante después de la poda. Los cortes hechos en la temporada latente estimula la mayoría de la regeneración, mientras que los que se hacen a finales del verano estimulan una regeneración menor.

Los cortes hechos en madera vieja no son tan reconstituyentes como los cortes hechos en madera de 1 año de edad. Sin embargo, aun así se aumenta el crecimiento total del retoño.

Hábitos de crecimiento

Los investigadores han clasificado los cultivos de manzana en cuatro hábitos de crecimiento y floración generales. Utilizan los términos acropeto o acrónico para describir los cultivos que llamamos portadores de punta, tal como la Rome Beauty o la Granny Smith. En el lado opuesto del espectro están los cultivos basipetales o basitónicos. Estos producen sobre todo el crecimiento y están tipificados en el extremo por Redchief, la variedad Campbell de Delicious. Ligeramente al regresar a los cultivos basitonicos (estimula los tipos delicious) no da una regeneración tan vigorosa del retoño como aquellos que no tienen un fuerte hábito de estimular el crecimiento del brote. Al regresar al hábito de crecimiento de cultivos acrónico (supurante) la regeneración se extiende mucho más y reduce la formación de botones florales.

Orientación del brote

La respuesta regenerativa también es afectada por la orientación del brote desde la lateral. Mientras más erguido es el brote, mejor será la regeneración. Generalmente, los cortes de fructificación en retoños rectos producen retoños que tienen un ángulo muy angosto y son muy vigorosos. Estos retoños vigorosos crean una sombra indeseable y tienen muy poco potencial para la fructificación.

Sin embargo, no todos los cortes de fructificación son perjudiciales para el árbol, en algunos casos se necesitan cortes para estimular el crecimiento y para mantener un árbol en equilibrio. Se deben utilizar para estimular el crecimiento lateral y la formación de ramas. También se deben hacer recortes para reducir y endurecer las ramas. Estos cortes son necesarios cuando un cultivo tiende a producir mucha fruta al final de las ramas. En duraznos, debido al sitio de la producción de la flor, los cortes son una necesidad.

Respuesta a los cortes de raleo

Los cortes de entresaque se utilizan principalmente con dos propósitos: (1) aumentar la penetración de la luz y (2) para eliminar la competencia o acumulación de brotes o ramas. El crecimiento vigoroso de los brotes se puede desarrollar en la proximidad inmediata del corte pero el efecto sobre las partes adyacentes del árbol es mínimo. Los cortes de aclareo no cambian la relación de diversas partes del brote o rama a la otra como los cortes que de despuente, ya sea porque todo el rodaje o la rama se quitan o se dejan intactos. El radio de la proporción terminal para los brotes laterales es en gran medida sin perturbaciones, y como resultado, los recortes de aclareo no aumentan el crecimiento de brotes tanto como los recortes de descabezado. Los cortes de raleo también reducen la formación de flores y pueden aumentar la floración cuando se logra una mejor penetración de la luz. El rendimiento se reduce sólo en la medida en que la superficie de apoyo se elimina y no se reduce debido a que se vigoriza para que se formen más brotes en lugar de flores.

Este artículo también está disponible en inglés.