El Establecimiento en el Campo: Siembra y Trasplante De Hortalizas

La plantación de la parcela es uno de los pasos más críticos en la producción de hortalizas.
El Establecimiento en el Campo: Siembra y Trasplante De Hortalizas - Articles

Updated: June 5, 2017

El Establecimiento en el Campo: Siembra y Trasplante De Hortalizas

El establecimiento del lote o parcela quiere decir, comenzar a crecer el cultivo de una manera rápida, sana y uniforme en el campo. También quiere decir que al plantar, las plantas sean distribuidas de acuerdo a un diseño que provee el espacio adecuado para que las plantas crezcan y se desarrollen y también que facilite un manejo fácil del cultivo durante toda la temporada. La manera en que se establezcan las plantas desde el inicio va a influenciar el control de malezas, de plagas, de aplicaciones de fertilizantes, de irrigación, el momento oportuno para la cosecha y el rendimiento. Aunque existen recomendaciones específicas para establecer cada tipo de hortaliza (vea Mid-Atlantic Commercial Fruit and Vegetable Production Recommendations) esta hoja informativa le dará una descripción general y consejos prácticos para la siembra y el trasplante de hortalizas en el campo.

Siembra y trasplante

Su meta para los primeros días en el campo de cada planta de hortaliza, independientemente de que usted esté sembrando semillas directamente en el campo o trasplantando plántulas, es crearles condiciones excelentes para cada planta. La meta es que las semillas germinen rápidamente y que las plántulas no sufran mucho estrés al ser sacadas de las celdas de las charolas para ponerlas en al campo.

Las semillas

Una vez plantadas, las semillas deben tener un contacto firme con la humedad del suelo para que el proceso de germinación comience de inmediato. Para ello, ajuste la profundidad de siembra para asegurarse que las semillas son colocadas en una zona del suelo con suficiente humedad. Para que puedan emerger del suelo, las semillas no deben plantarse ni muy superficialmente ni muy profundo. Si el suelo es ligero o mullido (muy suelto), gentilmente aplaste o apachurre la tierra alrededor de las semillas plantadas de tal manera que las semillas se pongan en contacto directo con la humedad. También, asegúrese que la temperatura del suelo se haya en el rango óptimo (excelente) de acuerdo al tipo de cultivo. Algunas semillas de hortalizas como los frijoles y el maíz germinan muy lentamente en suelos fríos; una germinación y una emergencia del suelo lentas le da a las plagas del suelo una mayor oportunidad de dañar la planta. El equipo de siembra debe ajustarse para que las semillas sean depositadas de una manera uniforme en el surco de acuerdo a la distancia de plantación óptima para el cultivo. Cuando hay muchas fallas en el surco el rendimiento del cultivo va a ser bajo. También si se plantan demasiadas semillas habrá necesidad de ralear las plántulas cuando hayan emergido para prevenir el amontonamiento de éstas.

Los trasplantes

Cuando las plántulas son trasplantadas en el campo van a sufrir un grado de estrés como resultado del trasplante. Por eso, la meta es minimizar ese estrés y hacer que las plantas comiencen a crecer cuanto antes. La clave para evitar el estrés del trasplante es comenzar con plántulas que han sido muy bien regadas y luego proporcionarles más agua inmediatamente después del trasplante. Evite hacer trasplantes en suelos secos.

Aunque se planten en suelo húmedo, las plántulas siempre van a necesitar agua adicional. Esto se puede lograr poniendo agua en el hoyo donde se va poner la plántula o regando inmediatamente después del trasplante en el campo. Asegúrese que cuando se colocan las plantas en el hoyo del trasplante la parte superior de la bola de raíces de la planta quede bien cubierta por la tierra del campo. Si la masa de raíces queda expuesta, estas se van a secar muy rápido y las plántulas no van a prosperar. En esta etapa el riego por aspersión es más efectivo que el riego por goteo ya que la bola de raíces va a estar muy lejos de la línea del riego por goteo. Una lluvia ligera también es bienvenida después del trasplante.

Tubérculos, coronas, clavos y manojos

Algunas hortalizas no se reproducen por semillas o por trasplantes sino de pedazos de otra planta. Así, para producir papas plantamos pedazos de tubérculos, para producir ajos plantamos dientes de ajo, el ruibarbo y los espárragos se producen de coronas de plantas. Las cebollas se producen plantando manojitos de cebollines pequeños. Hay recomendaciones específicas sobre cómo y cuándo plantar estas hortalizas pero en general estos cultivos se pueden tratar como semillas o trasplantes.

La seleccion del equipo

Pequeñas fincas con presupuesto bajo

La mayoría de las fincas pequeñas comienzan usando una sembradora manual (push "plate" seeder) para la siembra directa. En comparación a la siembra manual, una sembradora puede ahorrar tiempo y semillas. Las sembradoras del tipo manual "push plate" son muy baratas y fáciles de comprar. Las sembradoras manuales tienen platos intercambiables con ranuras que dan vuelta adentro de la sembradora. Los platos cogen semillas en forma individual y la dejan caer por un hoyo al lado del recipiente de las semillas. Las sembradoras varían en su grado de precisión y en el número de platos para semillas que pueden utilizar y los precios varían de acuerdo también. Algunas características deseables de las sembradoras manuales de un solo surco incluyen: fácil de empujar en línea recta, precisión y colocación uniforme de las semillas, permiten ajustar la profundidad de siembra, que sea fácil de llenar y vaciar, y que facilite ver caer la semilla.

El trasplante manual puede ser muy rápido y eficiente para fincas pequeñas diversificadas. Para esto se pueden usar herramientas manuales simples que hacen el trasplante rápido y eficiente. Una herramienta muy popular para los trasplantes es el azadón japonés conocido como "hori hori". La compañía Stand 'n Plant ofrece una herramienta para trasplantar estando de pie.

Fincas medianas y grandes

El límite para usar una sembradora o trasplantadora montada en un tractor parece ser 4 acres. Las sembradoras montadas en tractores controlan el espaciamiento de las semillas con un plato, un cinto con hoyos, tazas para semillas o con un sistema de aspiradora. Las sembradoras montadas en tractores ahorran tiempo cuando se plantan grandes extensiones. Sin embargo, toma tiempo hacerles los ajustes antes de plantar.

Las trasplantadoras mecánicas montadas en tractores son un nivel más alto del trasplante manual. Pero para áreas pequeñas, las trasplantadoras mecánicas no son necesariamente más rápidas que las manuales. Sin embargo, los trabajadores pueden ir sobre la trasplantadora mecanica alimentándola con plantas por mucho más horas de las que ellos pueden trasplantar a mano.

Las trasplantadoras del tipo que tienen rueda con agua ("wáter-wheel") son muy comunes porque son capaces de depositar directamente en el hoyo del trasplante agua y fertilizante lo cual reduce el estrés de las plantas a la hora del trasplante.

Las buenas prácticas para plantar

La preparación de las camas altas

Antes de plantar las semillas en el campo, es importante prepararles una buena cama. La preparación de una buena cama hace mucho más fácil la plantación y proporciona un mejor ambiente para la germinación y emergencia de las semillas. Esto es especialmente importante para las semillas pequeñas tales como las zanahorias o las lechugas. Una cama de siembra apropiada debe estar nivelada y pareja, sin terrones y sin excesivas cantidades de residuos de plantas en su superficie. El suelo debe ser ligero y mullido con una buena inclinación (declive).

Surcos derechos

Plantar en surcos derechos es más que un orgullo para el productor. Independientemente que se plante manualmente, con una sembradora manual, o con una sembradora montada en un tractor es esencial que los surcos sean derechos. Los surcos derechos son más fáciles de deshierbar que los surcos torcidos. Es muy difícil y en algunos casos casi imposible usar el equipo de cultivo para deshierbar un campo con los surcos torcidos, inclusive la limpieza con azadón es más rápida cuando los surcos están derechos.

Marcadores para surcos

Los surcos deben estar uniformemente espaciados y muy derechos. Hay muchas maneras de marcar los surcos para mantenerlos uniformemente espaciados. La mayoría de las sembradoras manuales tienen un marcador de surcos ajustable. Para los trasplantes en pequeña escala, un rastrillo marcador de surcos o una sembradora manual sin semillas pueden ser utilizados para marcar los surcos. Algunos productores usan un marcador casero que consiste en un rodillo con marcas empujado manualmente o por un tractor.

Espaciamiento para un buen manejo de malezas

Establezca la distancia entre plantas o trasplantes de manera que haga fácil el manejo de las malezas ya entrada la estación. Haga coincidir la anchura de la herramienta para deshierbar que va a utilizar con la distancia entre surcos (por ejemplo, disco de la desvaradora de 8 pulgadas o azadón de 5 pulgadas, o cultivadora mecánica). Escoja unas cuantas distancias entre plantas que trabajen bien para usted y su equipo y no las cambie. Esto le va a ahorrar tiempo en ajustes de equipo o en la búsqueda de un azadón del tamaño correcto.

Inspeccione la sembradora

Independientemente del tipo de sembradora que utilice, es tiempo bien invertido asegurarse que el equipo funciona adecuadamente. Por ejemplo los tubos por donde pasa la semilla se pueden bloquear, los platos dejan de tomar las semillas, o el espaciamiento puede ser el que no debe ser. Levante la sembradora y dele unas cuantas vueltas a la rueda de control para asegurarse que las semillas bajan sin impedimento. También, es buena idea el de desenterrar unas cuantas semillas de un surco que se ha plantado para asegurarse que se han colocado a la distancia y a la profundidad correctas.

Translated into Spanish by Anamaria Gomez Rodas.

Authors

Commercial Horticulture Vegetable and Small Fruit Greenhouse Ornamentals Grapes FSMA and GAPs

More by Lee Stivers