Burbuja Seca Causada por Verticillium

Este documento ha sido diseñado para servir como una revisión de la Burbuja Seca causada por Verticillium, la enfermedad de origen fúngico más común de la seta Agaricus bisporus.
Burbuja Seca Causada por Verticillium - Articles

Updated: September 8, 2017

Burbuja Seca Causada por Verticillium

Figure 1. Mushroom infected with Verticillium dry bubble showing the mass of tissue symptoms.

Un mejor entendimiento de la biología del hongo que causa la burbuja seca puede ayudar a los fungicultores a controlar esta enfermedad. Para algunos de ellos esta enfermedad no es más que una pesadilla recurrente. Debido a la dificultad para obtener nuevos o mantener anteriores pesticidas registrados, parece que la batalla contra esta enfermedad continuará por muchos años. El objetivo de esta hoja de datos es informar a los fungicultores sobre la biología básica de esta enfermedad y proporcionar además alguna información práctica.

Síntomas

Se ha descrito una variedad de síntomas para esta enfermedad. La diversidad en la manifestación de síntomas se debe al momento en que ocurre la infección con relación a los diferentes estadíos de desarrollo del cultivo y a la cantidad de esporas que causan la infección inicial. El estadío en el desarrollo del cultivo en el que ocurre la infección, la cantidad de esporas que inician la infección y el tiempo que transcurre desde el arribo de una espora hasta la aparición de síntomas, son factores que parecen influenciar el tipo de síntoma que podemos encontrar. Por tanto, reconocer todos los síntomas ayudará a determinar cuándo ocurrió la infección inicial y esa información puede ser usada para controlar la enfermedad. Se han escrito varias publicaciones que describen la relación entre esporas y el desarrollo de enfermedad (Sinden, 1971; Gandy, 1973; North and Wuest, 1993).

Burbuja

El síntoma más conspicuo encontrado ha sido descrito como una masa de tejido fúngico en forma de globo, una burbuja seca (Figura 1). Una seta sola o un racimo de setas puede convertirse en una masa esférica de tejido que cubre toda el área infectada. Ocasionalmente, conforme el tejido enfermo envejece, pueden aparecer unas pocas gotas de líquido color ámbar. A menudo estas gotas causan confusión con otra enfermedad fúngica, burbuja húmeda, causada por Mycogene sp. (Figura 2). Sin embargo, la diferencia está en que en la burbuja seca solo unas pocas setas infectadas muestran las gotas color ámbar, y en aquellas que lo hacen las gotas son muy pequeñas. La burbuja húmeda se caracteriza por presentar gotas de color ámbar grandes y numerosas que cubren la masa de tejido fúngico. La burbuja como síntoma usualmente indica una infección severa y temprana del botón fúngico o incluso anterior a que el botón sea visible. La infección temprana altera el crecimiento del tejido fúngico evitando que se desarrolle hacia formas diferenciales del pedicelo (estipe) y la sombrilla (pileo).


Figura 2. Hongos infectados con Mycogene sp. manifestando los síntomas de burbuja húmeda.

Estipe partido

Cuando la infección ocurre después que el botón empieza a desarrollarse y el estipe esta infectado, éste se divide conforme va madurando, causando un síntoma descrito como estipe partido o tallo reventado, Figura 3. La infección evita el crecimiento del tallo en un lado del hongo, mientras que el extremo sano continúa creciendo normalmente. El extremo infectado del tejido se divide o rompe causando este síntoma característico.


Figura 3. Seta infectada con burbuja seca causada por Verticillium exhibiendo el síntoma de tallo reventado.

Puntos necróticos

Este síntoma ha sido descrito como grandes manchas de color café, con un tono gris difuso en el centro, Figura 4. Estos puntos tienen normalmente un diámetro entre 0.7 y 1.8 cm. El área gris que cubre estos puntos es tejido del patógeno esporulando y el área café oscura ayuda a distinguirlo de la mancha bacteriana, que tiene un color más claro y amarillento. Este síntoma usualmente se desarrolla cuando la infección ocurre más tarde en el desarrollo del hongo, cuando los botones son más grandes o cuando una pequeña infección puntual ocurre en la cabeza de una seta.


Figura 4. Seta infectada con burbuja seca causada por Verticillium exhibiendo puntos necróticos.

Moteado

Otro síntoma es la aparición de puntos cafés del tamaño de la cabeza de un alfiler en la sombrilla de la seta. Este síntoma es a menudo confundido con la formación de puntos a causa de otros patógenos, tal como Trichoderma o a veces también con hoyos bacterianos, Figura 5. Lo mas probable es que este síntoma aparezca cuando la concentración de esporas es pequeña y la infección ocurre tarde en el proceso de formación de botones.


Figura 5. Seta infectada con burbuja seca causada por Verticillium exhibiendo moteado.

Ausencia de síntomas

Algunos investigadores han reportado que las setas pueden carecer de síntomas en la cama de cultivo antes y al momento de la cosecha, y la aparición de puntos ocurre más tarde. Es posible que estas setas no sean aptos para la venta al momento en que llegan a los mercados, pero lo más importante es que pueden diseminar esporas por toda la granja. Los cosechadores pueden tocar las setas infectadas sin darse cuenta y transportar esporas hacia áreas no infestadas.

El Organismo Causal

Patógeno (organismo que causa la enfermedad): Verticillium fungicola (Preuss) Hassebrauk var. fungicola

Este hongo causa la enfermedad conocida como burbuja seca en la seta comercial Agaricus bisporus. Verticillium es además un patógeno de muchas setas silvestres. Por tanto, es comúnmente encontrado alrededor de granjas durante temporadas de clima cálido, cuando otras setas silvestres y mohos crecen, Figura 6. El método más fácil para identificar a este patógeno es cultivarlo en un medio selectivo. El medio selectivo ha sido desarrollado para permitir a Verticillium que crezca más rápido que cualquier competidor. Los detalles de cómo preparar este medio de cultivo estan en la publicación de Rinker et al., 1993. Cuando Verticillium es cultivado en PDA (potato-dextrose agar), a temperatura ambiental, las colonias son blancas y el color del fondo de las placas es entre incoloro y amarillento. Algunos cultivos pueden tener un perfil bajo con bordes redondeados y formando curvas. Si uno puede medir las esporas debajo de un microscopio, estas deben medir 8-10 um de largo por 1-3 um de ancho y estrechándose hasta 0.5-1.0 um en la punta. Desde el punto de vista de diseminación y control de enfermedades, el carácter morfológico más importante es que las esporas son producidas en una matriz gelatinosa. Este material gelatinoso recoge y mantiene muchas esporas juntas. Este mismo material es el que pega las esporas a moscas, personas y equipo. Esta gelatinosa masa de esporas es atraída fácilmente por partículas de agua, lo que hace cualquier cosa que esté relacionado con agua sea especialmente susceptible a diseminar esporas por la granja.

El hongo produce una tremenda cantidad de esporas microscópicas, las cuales son invisibles a simple vista. Se ha estimado conservadoramente que una seta infectada puede producir 30 millones de esporas en una hora. También se ha reportado que toma tan solo 4 500 esporas por libra en caja para causar una perdida parcial y 45 millones de esporas por libra en caja para no cosechar ninguna seta. Las esporas y el micelio del hongo puede permanecer en condiciones secas por hasta seis meses y puede sobrevivir durante los meses de invierno en el interior de las instalaciones o debajo de desperdicios por toda la granja. Controlar la diseminación de la enfermedad es como luchar contra un enemigo invisible.

Desarrollo de la enfermedad

Infestación temprana

La primera infestación con esporas de Verticillium puede ocurrir tan temprano como al momento de poner la composta en cajas, pero no antes. Generalmente las esporas que aterrizan en la composta cuando ya esta colonizada por micelio no causan enfermedad. Se ha sugerido que incluso esporas que están en la composta antes de empacarla no causan enfermedad. Sin embargo, recientemente se ha comprobado que esporas aplicadas en grandes cantidades en la composta antes de que sea empacada pueden inducir el desarrollo de la enfermedad (Beyer y Kremser, no publicado).

Una vez que el encajonado es aplicado y los rizomorfos empiezan a desarrollarse, aparentemente las esporas de Verticillium se vuelven disponibles y agresivas alrededor del los nuevos brotes. Las esporas ubicadas en la caja y en los brotes dentro de ella germinan y la enfermedad se desarrolla.

Dispersión secundaria a través de vectores

Las esporas que causan burbuja seca se pueden dispersar dentro de una casa de producción o de cultivo a cultivo. El método más fácil y común de dispersión es a través de agua. Ha sido demostrado que 60 gotas de agua sobre un mismo sitio salpican esporas a una distancia de dos pies (Cross y Jacobs, 1969). Por tanto, regar con agua setas ubicadas en el borde de una repisa salpicará esporas a la persona que las está regando. Sin saberlo, esta persona puede diseminar las esporas a lo largo de la cama de cultivo y a los otros cultivos que riegue ese día.

Las esporas son a menudo arrastradas en partículas de polvo y gotitas de agua en el aire. No se necesitan grandes gotas de agua para arrastras esporas. Una fina neblina, apenas perceptible, seria suficiente para moverlas. Las partículas de polvo funcionan como vectores casi de la misma manera, dado que las esporas se pegan a ellas, y si se levantan del suelo pueden aterrizar sobre las cajas e infectar los botones. El vapor de agua puede transportar esporas rápidamente alrededor de un cuarto o granja. El lavado de los pisos, aunque es una práctica higiénica recomendada, puede salpicar esporas del piso a las camas o bandejas. Se sabe de epidemias causadas por el lavado excesivo de los suelos en las casas de producción. Los cuartos y granjas se ven inmaculados porque los cultivadores invierten muchas horas lavando los pisos con mangueras o sistemas de lavado a presión. Desafortunadamente durante la limpieza, salpicadura desde los pisos arrastran esporas hasta las camas, creando serios problemas. Esto no sugiere que los cuartos deban ser mantenidos sucios, pero sí que la limpieza debe hacerse con un sistema de agua a baja presión o sin agua en absoluto. Una paleta limpia ventanas es la mejor herramienta para limpiar desperdicios en un cuarto porque las escobas levantan polvo y partículas que arrastran esporas.

Moscas sirven como portadoras de la enfermedad y al controlar sus poblaciones se puede reducir la ocurrencia de Verticillium. Algunas veces la enfermedad puede desarrollarse más rápidamente con una infestación de nematodos. Esto no sugiere que los nemátodos dispersan burbuja seca, pero ácaros araña roja, a menudo encontrados en presencia de grandes poblaciones de nemátodos, recogen esporas y las mueven alrededor de la cama de cultivo o del cuarto. Otros ácaros que se alimentan de mohos en la composta pueden ser un problema. Eliminar la fuente de alimento para estos arácnidos tiene muchas ventajas. El hongo tendrá más alimento disponible, menos competencia, y los transportadores de esporas serán eliminados. Los cultivadores pueden también dispersar la enfermedad. Cada vez que entran a una casa con burbuja seca, muchas esporas son recogidas y pueden ser transportadas a un cultivo nuevo. Por tanto, los cultivadores deben ser concientes de su movimiento alrededor de la granja, para minimizar el transporte de esporas. Los trabajadores que monitorean la temperatura y aquellos que cubren las setas infectadas con sal o alcohol son también potenciales portadores de la enfermedad. North y Wuest (1993) han enfatizado la importancia de las setas "libres de síntomas" en el desarrollo de esta enfermedad. No solo las setas que muestran síntomas obvios pueden ser las potenciales fuentes de esporas; también pueden serlo algunas setas que no desarrollan síntomas sino hasta después de la cosecha. Estas setas "libres de síntomas" pueden acarrear esporas que pueden ser dispersadas por cultivadores, cosechadores y otro personal.

Burbuja seca puede ser también un problema en climas más fríos cuando la granja es invadida por ratones. Los roedores viajan entre los cuartos escarvando en las camas para alimentarse de los retoños. Ellos corren por el suelo recogiendo esporas y a menudo van de los cultivos viejos a los nuevos.

Humedad relativa, temperatura y otros factores ambientales

Los factores ambientales en los cuartos van a afectar la tasa de desarrollo de la enfermedad. El hongo Verticillium gusta de condiciones abrigadas y húmedas para su crecimiento y reproducción. Es posible que la humedad y la temperatura elevadas sean las responsables del acelerado desarrollo y dispersión del hongo durante el verano. Siempre se ha pensado que desde el momento en que una espora germina hasta que los síntomas se desarrollan en las setas transcurren alrededor de 14 días. Las cepas híbridas son generalmente cultivadas a temperaturas ligeramente mayores y se pone más énfasis en mantener una más alta humedad relativa para mejorar la su calidad. Por tanto, el tiempo de desarrollo de la enfermedad es mucho más corto, talvez 7-10 días. En un ambiente más favorable, el ciclo vital de Verticillium es más rápido lo que significa que habrá más esporas producidas en un tiempo más corto. Por tanto, dependiendo de la cantidad de enfermedad, podemos considerar un ligero compromiso del ambiente en el cuarto para el desarrollo de Verticillium. Se ha reportado que la manipulación de las condiciones ambientales en que se mantiene un cultivo puede reducir el desarrollo de la enfermedad. Una reducción en la temperatura del aire de 20°C (68°F) a 14°C (57°F) y de la humedad relativa de 90 a 80% por varios días reduce el porcentaje de setas infectadas (Nair y Macauley, 1986). Una reducción de estos parámetros puede frenar la germinación y el crecimiento del patógeno, y tiene menos influencia en el crecimiento de las setas. Sin embargo, en la práctica solo se puede conseguir esta manipulación del ambiente si el tiempo hasta la cosecha no se ve afectado negativamente. Es importante además tener control de estos cambios para asegurarse que otras enfermedades, como la mancha bacteriana, no se conviertan en problemas.

Control

Monitoreo de la enfermedad

El primer paso en el control de la enfermedad es una evaluación del cultivo para determinar cuándo aparece la primera burbuja. La planificación del calendario de aplicación de funguicidas y la localización de la fuente inicial de infección pueden ser conseguidas solo con la determinación exacta de cuándo son vistos los primeros síntomas. Los cosechadores deben ser entrenados para reconocer cómo se ven las setas enfermas y deben alertar al fungicultor cuando las primeras setas sintomáticas sean observadas. Algunas granjas hacen que los cosechadores coloquen un palo o sorbete cerca de la burbuja, siendo extremadamente cuidadosos de no tocar las setas enfermas o las setas alrededor de éstas. Usando este sistema de marcación, el fingicultor sabrá cuándo aparece la enfermedad y entonces las personas encargadas de salteado o del control de la enfermedad podrán encontrar las setas enfermas para aplicar el tratamiento.

Desafortunadamente, esta enfermedad puede escalar a una epidemia y entonces tomará semanas para que la carga de esporas reduzca gradualmente en la granja y se pueda recuperar el control sobre la enfermedad. Esta reducción en la carga de esporas alrededor de la granja y en las casas de producción es un componente importante del control. Cómo reducir esta carga de esporas es el problema. Primero, el o los vectores que están dispersando las esporas deben ser identificados y eliminados. Desde el momento del desarrollo del primer síntoma, el fungicultor debe revisar quien o que estuvo en contacto con el cultivo alrededor de 10­ a 14 días antes; a temperaturas más cálidas y con mayor humedad en los cuartos de cultivo, ese tiempo debe ser reducido a alrededor de 7 a 10 días. A menudo, burbujas secas identificadas antes del primer brote indican que el cultivo fue infestado por algo distinto al personal de cosecha o su equipo.

Control químico

El cultivo puede ser protegido con cualquier fungicida disponible u otras técnicas. No es necesario usar funguicidas hasta después del encajonamiento. Los fungicidas disponibles en los Estados Unidos son Benlate (Benomyl), Bravo (Chlorothalonil) y Mertect (Thiabendazole). Bravo puede ser usado en estados donde éste tiene un registro temporal en la sección 18 de la EPA. Cada año es más difícil renovar este registro temporal en cada estado. La posibilidad de registrar el complejo Prochloraz-manganesio (Sporgon) o Mancozeb (Dithane M-45) parece sombría e, incluso en el caso de que sea posible, completar el registro de éste y cualquier nuevo funguicida podría tomar años, a un alto costo. Cuando se usan fungicidas, se recomienda rotar o alternar su aplicación. La rotación de funguicidas puede ayudar a reducir el incremento progresivo de resistencia de Verticillium a un solo producto. El calendario de aplicación de fungicidas es crítico y por tanto es otra razón importante para determinar exactamente cuando se observan los primeros síntomas. Es importante asegurarse de que el fungicida cubra completamente el cultivo a la concentración apropiada. Estos productos son costosos y por tanto el fumigador debe asegurarse de alcanzar el centro de las camas así como las esquinas posteriores, y alrededor de los bultos. Cuando se usa un desinfectante o baños de cloruro para sumergir las boquillas de las mangueras o las herramientas, es igualmente importante el mantener la concentración efectiva del químico. Suciedad y materia orgánica en el tanque reduce la concentración efectiva del ingrediente activo. Cualquier movimiento de agua o personal de los cuartos antiguos a los nuevos, incluso durante pausas de descanso o para pedir instrucción a un supervisor, debe ser suspendido.

Control mediante prácticas de cultivo

Varias prácticas de cultivo pueden afectar el desarrollo de la enfermedad. Se ha sugerido que un mayor crecimiento de brotes en la superficie de las cajas al momento de recolectar botones está relacionado con un incremento en la incidencia de la enfermedad. Este fenómeno no sugiere que el fungicultor debe descartar el cultivo antes de lo acostumbrado para controlar la enfermedad, pues esto resultaría en un excesivo número de setas sucias. Sin embargo, evitar el excesivo crecimiento de los brotes sobre la superficie puede ayudar a reducir la enfermedad. Además, cepas que son más fáciles de recolectar pueden mostrarse menos sensibles que cepas que son más difíciles de recolectar, porque más crecimiento vegetativo ocurre sobre la superficie del cultivo que cuando se usa cepas "difíciles de recolectar".

No se puede insistir lo suficiente, mantenga la granja limpia. Esto no solo inculca un buena mentalidad en los empleados, ésto ademas elimina sustratos para el crecimiento de Verticillium. Durante clima cálido y húmedo, la materia orgánica y desechos de setas proveen un excelente hábitat para que Verticillium crezca y produzca esporas rápidamente. Por tanto, las esporas no solo son producidas en cultivos infectados, sino que esporas adicionales son generadas alrededor de toda la granja.


Figura 7. Pila de sal cubriendo una burbuja seca causada pro Verticillium.

Muchas granjas tienen una o más personas designadas para buscar setas infectadas y cubrirlas con sal (Figura 7) o rociarlas con alcohol. Esta técnica es más efectiva en los primeros brotes de la enfermedad. No se debe tocar o remover la burbuja infectada. Severos brotes de infección son difíciles de cubrir y normalmente es muy tarde para un control efectivo. Dado que la carga de esporas es tan alta en esos cuartos, el tráfico adicional alrededor de esos cultivos puede diseminar aún más la enfermedad. Desafortunadamente cubrir setas que muestran síntomas no previene la dispersión de esporas a partir de setas "libres de síntomas" u otras fuentes de infección. El salteo o la eliminación de las burbujas debe hacerse diariamente y debe tener 4 a 6 pulgadas en diámetro, cubriendo completamente o rodeando la burbuja. Sal de mesa o en roca, HTH pulverizado al 15% o alcohol al 80% pueden ser usados para cubrir o rociar las áreas infectadas.

La boquillas de riego, el equipo de cosecha, moscas, ácaros, roedores, personal de riego y sembradores son los medios de transporte obvios para las esporas que diseminan la enfermedad. Todas las piezas de equipo que entran en contacto con el cultivo después del encajonamiento deben ser limpiadas a profundidad y desinfectadas. Si es posible, para los cultivos nuevos o en cada cuarto, se debe usar una boquilla diferente. Sumerja las boquillas en un baño desinfectante entre cuarto y cuarto si tienen que ser compartidas.

Otros procedimientos importantes incluyen el asegurarse de que el piso del cuarto alcance 60 °C (140°F) por varias horas durante el pico de temperatura. A menudo la composta alcanza 60 °C (140°F) antes que el piso o el área más fría del cuarto alcancen esa temperatura el suficiente tiempo para asegurar la eliminación de esporas sobrevivientes. Después de la colonización y en encajonamiento, lo pisos deben ser limpiados para remover todos los pedazos de composta y encajonamiento con un fuerte desinfectante o con una solución de cloruro. Es importante que el desinfectante no llegue a la superficie de la composta o de las cajas.

Todas las herramientas y otro equipo que sea llevado a la casa de cultivo en cualquier momento desde la colonización del substrato hasta su desinfección mediante vapor debe ser desinfectada profundamente. Todas las canastas de cosecha deben ser desinfectadas al vapor o sumergidas en desinfectante después de cada uso y antes de regresar a los cuartos para continuar la cosecha. Las esporas de Verticillium y otras enfermedades pueden ser ser fácilmente acarreadas de regreso a las casas de cultivo en estas canastas. Ningún químico debe ser usado en estas canastas, a menos que sean enjuagadas completamente, para asegurarse de que ningún residuo químico quede en las setas.

Manejo integrado de plagas (IPM)

El mejoramiento de otros problemas de cultivo en la granja ayudará a reducir la dispersión de las esporas. Si la preparación de la composta y la Fase II son adecuados, se reducirá mohos y nemátodos, que sirven de alimento a los ácaros. Mantener la población de moscas bajo control es una parte crítica del control. A veces, "mordemos la bala" y desinfectamos al vapor los cultivos que están fuertemente infectados, antes de una segunda recolección de botones. Este "dolor a corto plazo para una ganancia a largo plazo" es solo efectivo si todos los otros aspectos de un programa de control evitan que las esporas reinfecten los nuevos cultivos.

Control biológico

Hasta la fecha, todos los productos de control biológico introducidos en la industria han fallado en controlar adecuadamente esta enfermedad. La dificultad del uso de agentes biológicos para esta enfermedad se puede deber a la incapacidad del agente de control biológico de establecerse firmemente en el cultivo antes de que Verticillium esté presente. A menudo, los agentes de control biológico requieren de una cierta cantidad del patógeno para estar activos, de manera que el organismo de control pueda sobrevivir.

Los resultados preliminares de algunas investigaciones reciente han demostrado que el uso del substrato para setas gastado (SMS, del inglés spent mushroom substrate) y procesado como material para encajonamiento suprime el desarrollo de la enfermedad. El procedimiento para preparar el material de encajonamiento no se ha desarrollado comercialmente y el nivel de supresión de la enfermedad no justificó económicamente el uso de este proceso. Mayor investigación se esta realizando para identificar mecanismos de supresión que puedan estar activos en el SMS. Sin embargo,algunos productos de control biológico son útiles en el control de moscas, las cuales son vectores comunes de la enfermedad. Estos productos serán discutidos en futuras publicaciones informativas.

Resumen y Conclusiones

El objetivo científico es aprender más sobre el hongo patógeno. Necesitamos saber más sobre los requerimientos nutricionales y ambientales de Verticillium y sobre el desarrollo de esta enfermedad. Sabemos que la manipulación de las condiciones ambientales tiene un efecto en el progreso de la enfermedad, pero también que resulta difícil hacer esto y mantener el ciclo del cultivo y la calidad de las setas. Hay otras prácticas que incentiven o que reduzcan el crecimiento de Verticillium? Hay agentes de control biológico o compuestos que podamos usar en contra de él? El estudio de esta enfermedad se debe convertir en una prioridad para el éxito continuado del cultivo de setas.

Literatura citada y otras referencias

Bonifacino, S.F. 1980. A Compendium of Major Sporocarpic Diseases of the Commercial Mushroom Agaricus bisporus (Lange) Imbach. M.A. Dept. of Plant Pathology, The Pennsylvania State University. 86 p.

Cross, M.J. and L. Jacobs. 1969. Some observations on the biology of spores of Verticillium malthousei. Mushroom Sci. 7:239-244.

Gandy, D. 1973. Observations on the development of Verticillium malthousei in mushroom crops and the role of cultural practices in its control. Mushroom Sci. 8:171-182.

Prepared by David M. Beyer, Paul J. Wuest, Jacquelyn J. Kremser. Translated by Carla Garzon.

Authors

Mushroom cultivation Composting Mushroom nutrition and physiology IPM and Disease Management for Mushroom cultivation Mushroom extension services for the North American mushroom industry

More by David Meigs Beyer, Ph.D.